877 resultados se encontraron para «Cárcel de Valdivia / Cárcel de Isla Teja»


Himno a la alegría

Canción de:
original de Friedrich von Schiller (letra) y Ludwig van Beethoven (música). Versión libre en español de Amado Regueiro Rodríguez, aka Orbe (letra) y Waldo de los Ríos (música), popularizada en Chile por Miguel Ríos.
Testimonio de:
Luis Madariaga
Experiencia en:
« En la Cárcel se cantaba cuando algún compañero partía  hacia el exilio o a la libertad. Era una bomba inmensa de fuerza, solidaridad y hermandad férrea, creada en los largos meses de cautiverio, que intententaba buscar salida desde nuestros corazones. Creo que esa experiencia nos marcó a todos. »
[...]
« En mi paso por la Cárcel tuve la oportunidad de ver la llegada del cantante Julio Iglesias. Dijo una imbecilidad: "yo también soy un preso, vivo arriba de un avión". La reacción de los presos políticos en la tercera galería del infernal penal fue de total silencio. Se pidió que nadie aplaudiera lo poco y nada que Iglesias expresó. Por ello, Iglesias posteriormente preguntó al que lo había traído quiénes eran esos que estaban en la tercera galería de la Cárcel, que no aplaudían y se mantenían callados. Era muy notorio esto, pues éramos muchos los que rodeábamos las barandas de la galería. Fue una muestra de expresar nuestro desagrado por un hombre venido a gracia con la dictadura criminal chilena. Luego Iglesias se marchó. »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Canción de:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre 1973 - enero 1974
« Siempre cantábamos esta canción cuando íbamos al Regimiento Arica. Ese era un centro de torturas. A nuestra partida y vuelta, las presas que se quedaban también cantaban la canción. La letra fue un trabajo colectivo, era como el himno de nosotros. Era entretenida y nos gustaba mucho. »
[...]
« Esta cárcel fue siempre un hogar de menores. Estaba administrado por la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. Siempre se ha dicho que estas monjas eran “buenas”.  Yo no sé si la palabra es esa. A mí no me cabe que monjas consagradas puedan estar aceptando presas políticas.  “Que las obligaron” fue la razón que nos dieron a nosotros.  Era muy desagradable cuando entraba al baño y las monjas me estuvieran mirando. Para mí era una tortura. Estar en una cárcel es terrible. Ellas de repente se entusiasmaban cuando cantábamos y cantaban con nosotras, pero yo no pierdo la visión de que pudieron haber dicho que no iban a recibir presas políticas. »
[Lee testimonio completo]

Eran tres alpinos

Canción de:
Desconocido. Canción infantil, tradicional española
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Adaptamos esta canción e hicimos una obra de teatro con ella. Cada una de nosotras era un personaje.  En esto ocupamos bastante tiempo. Presentamos la obra entre nosotras, en los dos hogares de la cárcel: el Regina Coellys y el Alborada.  El Alborada era parte del Buen Pastor pero no del recinto carcelario.  En el Alborada había también presas políticas. »
[Lee testimonio completo]

Sombras

Canción de:
Rosario Sansores y Carlos Brito Benavides. Popularizada en Chile por Lucho Barrios.
Testimonio de:
Juan Carlos de Luján Peralta Aranguiz
« Llegué a este lugar procesado como prisionero de guerra, con dieciséis años de edad. »
[...]
« Cárcel de Menores Blas Cañas / Centro de Reinserción Abierto Manuel Rodríguez »
[Lee testimonio completo]

Recinto: Cárcel de Menores Blas Cañas / Centro de Reinserción Abierto Manuel Rodríguez
Hay 1 testimonios sobre este recinto.
Si tuviste una experiencia musical en detención política en esta recinto, por favor compártela aquí.

Un millón de amigos

Canción de:
Roberto Carlos
Testimonio de:
Pedro Mella Contreras
Experiencia en:
« Me detuvieron cuando tenía 32 años, junto con aproximadamente veintitrés personas. »
[...]
« Estuve siete días en el recinto CNI de Valdivia. Entre todas las atrocidades que nos hicieron los agentes, fue colocar música mientras nos torturaban. »
[Lee testimonio completo]

Recinto: Recinto CNI calle Pedro de Valdivia Nº 710 / Cuartel Bahamondes / Casa de la Música / Casa de la Risa
No hay testimonios en este recinto de detención.
Si tuviste una experiencia musical en detención política en esta recinto, por favor compártela aquí.

Hoy fue día de visitas

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« El día de visitas era un día excepcional  que  rompía con la rutina monótona de todos los demás días de la semana. Esta canción la compuse en la Cárcel de Valparaíso, donde la canté innumerables veces  acompañado por mi querido y recordado compañero de celda: el músico porteño Antonio Suzarte. »
[Lee testimonio completo]

Himno de Puchuncaví

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« Pocas semanas antes de ser trasladado a la Cárcel de Valparaíso, donde se me haría un consejo de guerra por diversas supuestas infracciones a la Ley de Seguridad Interior del Estado y a otras disposiciones militares vigentes durante el estado de sitio, compuse una canción que yo mismo denominé himno, dado que el objetivo era que se cantara en grupo al término de nuestros Actos Culturales de los días viernes. La canción está concebida de tal forma que podía ser cantada por todos los detenidos, independientemente de su filiación política. La única forma de fortalecer la unidad de los detenidos era tomar conciencia del hecho de que todos estábamos compartiendo la misma suerte. »
[Lee testimonio completo]

Poeta del destino

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« Canción homenaje a Miguel Enríquez, Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile (MIR), quien cayó abatido por un comando de agentes de seguridad de la dictadura el día 5 de octubre de 1974. Mi propia militancia de cinco años en esa organización hizo crecer en mí un enorme respeto por su persona. »
[...]
« El texto original nació en la cárcel de Capuchinos (mi última estación en Chile antes de partir al exilio en Alemania), y sufrió modificaciones sustanciales -a mi modo de ver, enriquecedoras para la composición- a comienzos de los años 1980s, cuando tuve ocasión de leer el conmovedor discurso que pronunciara don Edgardo Enríquez, padre del dirigente político, en el acto de inauguración del hospital clínico Miguel Enríquez en la ciudad de La Habana, Cuba. »
[Lee testimonio completo]