159 resultados se encontraron para «Descripcion del presidio»


Pecador, ven al dulce Jesús

Canción de:
Desconocido
Testimonio de:
anónimo
Experiencia en:
« En una oportunidad llegó a Isla Teja un grupo de mujeres y hombres evangélicos que querían predicar. Los hicieron pasar al patio de visitas. Como los presos no teníamos nada más que hacer, fuimos a verlos. »
[...]
« Después del presidio no pude continuar mis estudios y se me cerraron todas las puertas para trabajar. Me fui a Argentina. Los dueños de casa eran evangélicos. Me invitaban siempre a la iglesia pero yo no quería. »
[Lee testimonio completo]

Futuro

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« El sueño del preso político era recobrar la libertad. Todos nos alegrábamos cuando uno de nosotros salía de la cárcel, aunque ver partir a un camarada no fuese nada de fácil. Menos aún para los que sospechaban que jamás llegarían a gozar de ese privilegio. »
[...]
« Entonces, yo sabía que mi camino hacia la libertad iba a ser un poco más largo que aquel que transita el que sale caminando del presidio. Mi condena era de extrañamiento. Exilio. Es decir, yo tenía que subirme a un avión y volar varias horas antes de aterrizar en la libertad. »
[Lee testimonio completo]

Amor de media tarde

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« Esta canción fue dedicada a Graciela Navarro, quien llegaba a embellecer mi vida de prisionero los días que teníamos permitido recibir visita. »
[...]
« Durante la semana, cuando la monotonía de las horas se hacía insoportable, ella aprovechaba su tiempo libre para traerme rosas y breves mensajes de amor a la puerta del presidio. »
[Lee testimonio completo]

Himno a la alegría

Canción de:
original de Friedrich von Schiller (letra) y Ludwig van Beethoven (música). Versión libre en español de Amado Regueiro Rodríguez, aka Orbe (letra) y Waldo de los Ríos (música), popularizada en Chile por Miguel Ríos.
Testimonio de:
Amelia Negrón
Experiencia en:
« Todos los preparativos se intensificaban para esa noche de miércoles. Iba a ser una noche diferente, nos habíamos organizado en secreto entre nosotras, pero más importante aún, nos habíamos organizado con los compañeros presos. »
[...]
« Y cantamos y cantamos: “El Himno de la Alegría”, “El Negro José”, “Palabras para Julia”, “No volveré” y seguimos cantando y cantando. Nosotras cantábamos una canción y los hombres, nuestros compañeros de presidio, más allá de los muros que nos separaban, nos respondían. Así, esa noche, cerca de la una de la madrugada, nos fuimos a acostar agotadas, roncas pero felices. Habíamos roto las cadenas, aún era posible pensar en la libertad. »
[Lee testimonio completo]

Las mañanitas

Canción de:
Manuel M. Ponce
Testimonio de:
Beatriz Bataszew Contreras
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, diciembre 1974 - mayo 1976
« Normalmente nosotras cantábamos cuando nos encerraban en la barraca, desde las 7 u 8 de la noche hasta las 8 o 9 de la mañana. A veces entraban las guardias pero no se quedaban. Era un acto nuestro. »
[...]
« A cada compañera que estaba de cumpleaños, antes de salir a la formación, se le cantaba “Las mañanitas” y se le entregaban regalos. Se juntaba el grueso de las compañeras y te cantaban. Yo pasé un cumpleaños en presidio. Los cumpleaños eran importantes para todas, porque estábamos vivas. Porque uno cumple cuando está viva. »
[Lee testimonio completo]

Que la tortilla se vuelva

Canción de:
Chicho Sánchez Ferlosio. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Claudio Melgarejo
Experiencia en:
« Estuve una semana en cautiverio, en noviembre de 1973. No escuchaba tantas canciones, pero las más típicas que cantaban mis compañeros eran “Venceremos” y “Que la tortilla se vuelva” (también conocida como “La canción del tomate”), que retrata el aprovechamiento del patrón hacia los obreros. En ese momento, la juventud latinoamericana estaba empapada de un cambio revolucionario y empatizábamos con la situación del Che Guevara y de Cuba. »
[...]
« Después de mi presidio en la Comisaría de Concepción, firmé durante cinco años en la cárcel de la calle Chacabuco 70 (Cárcel de Concepción / Cárcel El Manzano). Ahí me torturaban. Me llevaban en un vehículo, encapuchado, y amanecía en la calle. »
[Lee testimonio completo]

Cueca punteada de un solidario

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« Es cierto que la dura experiencia de la tortura y la prisión nos unificó y a ratos hasta logró generar fuertes lazos de amistad entre los detenidos.  »
[...]
« Pero, para no idealizar tanto los hechos, hay que decir que no todo era amistad y solidaridad entre los presos políticos. Los partidos de izquierda siguieron cultivando sus luchas ideológicas al interior de los presidios y, en el peor de los casos, contribuyeron a empeorar la de por sí maloliente atmósfera de los cautiverios. »
[Lee testimonio completo]

Himno a la alegría

Canción de:
original de Friedrich von Schiller (letra) y Ludwig van Beethoven (música). Versión libre en español de Amado Regueiro Rodríguez, aka Orbe (letra) y Waldo de los Ríos (música), popularizada en Chile por Miguel Ríos.
Testimonio de:
Renato Alvarado Vidal
« Érase una vez un lobito bueno…Ah no. Ésa es otra historia. »
[...]
« Él y Arturo eran los encargados de actualizar y presentar a sus compañeros de presidio un mapa de Vietnam, manteniéndolos informados del avance de la liberación. »
[Lee testimonio completo]

Pasión según San Juan

Canción de:
Ángel Parra
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, enero - febrero de 1974
« Este tema corresponde al tercero que aparece en el cassette grabado en el campo de Chacabuco por el conjunto Los de Chacabuco, creado por Ángel Parra y dirigido por él hasta su liberación. Este tema, al igual que el Evangelio según San Lucas, fue interpretado por el grupo Los de Chacabuco en las misas ofrecidas por los capellanes tanto a los presos como a los militares. El relator, como en otros temas religiosos, fue Antonio González. »
[...]
« Un recuerdo persistente acerca de este tema es la emoción con que fue recibido por nuestro compañero de presidio, el diputado Vicente Sota, un hombre profundamente religioso, quien nos abrazaba repetidamente diciendo "qué lindo, hermanito", una frase que aún me acompaña. »
[Lee testimonio completo]

Por qué llora la tarde

Canción de:
Antônio Marcos. Popularizada en Chile por Claudio Reyes
Testimonio de:
Carolina Videla
Experiencia en:
« Mi período de prisión política se dio en el último año de la dictadura después que había ganado el No. Salí en libertad por “falta de méritos”, luego de un año y medio de presidio. »
[Lee testimonio completo]