156 resultados se encontraron para «Descripcion del presidio»


El rey Ñaca Ñaca

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« “Ñaca-ñaca” era una interjección que usabámos en el Campo de Melinka toda vez que queríamos ilustrar y ridiculizar un pensamiento negro que se nos pasaba por la mente. Quizás por eso nos pareció ser el nombre ideal para bautizar al muñeco de papel maché que hacía el rol de rey malo en las historias de títeres que presentábamos a los niños que venían a visitar a los padres cautivos, con el propósito de distraerlos un poco.  Pero no solo allí tenía Ñaca-Ñaca un rol importante. El muñeco de papel fue tomado prestado para desempeñar el rol de “actor principal” en uno de los actos culturales que solíamos realizar los presos cada viernes.  Actos a los cuales, valga decirlo, sólo asistían cautivos y guardias armados. Era un “Show de los Presos”  lleno de fantasía. »
[...]
« las fiestas del pueblo eran como un velorio. »
[Lee testimonio completo]

Qué dirá el Santo Padre

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Cantábamos canciones que estaban de moda en esa época. Cantábamos “Qué dirá el Santo Padre”, la parte que dice “Qué dirá el Santo Padre que vive en Roma… que le están degollando a su paloma…” a cada rato, por ejemplo cuando llevaban a alguien al Regimiento Arica, que era un centro de torturas. También cantábamos “La Golondrina”, que era muy simbólica, porque aún estando detenidas podíamos “volar”, nuestros pensamientos iban más allá de la cárcel… »
[...]
« Miren cómo nos hablan del paraíso »
[Lee testimonio completo]

Dona nobis pacem (Danos paz)

Autor:
Letra del Agnus Dei (Misa Católica Romana); música de Wolfgang Amadeus Mozart
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre 1973 – abril 1974
« La música estuvo siempre presente en mi familia. Mi papá tocaba el violín y mi mamá el piano. Cuando era niña, mi mamá nos puso en clases de danza y piano. Yo también aprendía en la Iglesia Evangélica y cantaba en la radio. Mi marido Mario tocaba muy bien la guitarra y tenía una voz preciosa de tenor. Hacíamos buen dúo. A cualquier bolero yo le sacaba la segunda voz. »
[...]
« Letra del Agnus Dei (Misa Católica Romana); música de Wolfgang Amadeus Mozart »
[Lee testimonio completo]

Himno de Puchuncaví

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« Pocas semanas antes de ser trasladado a la Cárcel de Valparaíso, donde se me haría un consejo de guerra por diversas supuestas infracciones a la Ley de Seguridad Interior del Estado y a otras disposiciones militares vigentes durante el estado de sitio, compuse una canción que yo mismo denominé himno, dado que el objetivo era que se cantara en grupo al término de nuestros Actos Culturales de los días viernes. La canción está concebida de tal forma que podía ser cantada por todos los detenidos, independientemente de su filiación política. La única forma de fortalecer la unidad de los detenidos era tomar conciencia del hecho de que todos estábamos compartiendo la misma suerte. »
[...]
« Son como el brillo del cobre dorado, »
[Lee testimonio completo]

La López Pereyra

Autor:
Artidorio Cresseri
Testimonio de:
Germán Larrabe
« Esta zamba* argentina fue la primera canción que se trató de montar con los ex chacabucanos en Puchuncaví, junto con los nuevos “puchuncas” que nos integramos. »
[...]
« deliro con la falsía con que ha pagado tu amor, mi amor. »
[Lee testimonio completo]

Se escucha muy lejos

Autor:
Creación colectiva
Testimonio de:
Ignacio Puelma
Lugar y fecha:
« El ruido del mar lo traía el viento y traspasaba las cabañas del Campo de Prisioneros de Ritoque. Era la música cotidiana que el océano nos regalaba. Atrás habían quedado los centros de tortura, los tormentos más crueles parecían lejanos, esa percepción ayudaba a reconstruirnos. Ritoque, Puchuncaví, Tres Álamos y otros centros masivos de prisioneros eran lugares bullentes de actividad. Pese a las carencias y el hecho mismo de estar en prisión, por todos lados brotaba movimiento: cursos, artesanías, deporte, debates, ajedrez, teatro, literatura, cantos… en fin, palpitaba la vida después de las peores pesadillas vividas. Volver a ellas siempre era una posibilidad, tal es así que varios de los nuestros volvieron a centros de tortura de la DINA. »
[...]
« el ruido del sueño, se escucha muy lejos. »
[Lee testimonio completo]

No soy de aquí (A mi compañera)

Autor:
Facundo Cabral, con letra modificado por un preso político
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Lugar y fecha:
« El coro cantó también una pieza “A mi compañera”, con la música de “No soy de aquí, ni soy de allá”, de Facundo Cabral. No recuerdo quién escribió el texto. Pero así es como la anoté en uno de los diez cuadernos en los que recopilé canciones durante mi detención. »
[...]
« Te llevaré prendida dentro del alma »
[Lee testimonio completo]

El rey negro

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« El pequeño policlínico de Melinka, Campo de Detenidos de Puchuncaví, se convirtió una fría noche de invierno de 1975 en el escenario de una historia conmovedora. »
[...]
« en el tiempo del rey negro. »
[Lee testimonio completo]

Tres blancos lirios

Autor:
Desconocido. Esta canción probablemente se relaciona con la pedagogía normalista europea.
Testimonio de:
Domingo Lizama
Lugar y fecha:
« Me detuvieron en octubre 1973 en mi lugar de trabajo. Yo tenía 31 años y trabajaba como portero en una empresa maderera en Chumpullo, cerca de Valdivia. »
[...]
« Cuídelos con amor »
[Lee testimonio completo]

Alfonsina y el mar

Autor:
Félix Luna (letra) y Ariel Ramírez (música). Popularizada por Mercedes Sosa.
Testimonio de:
Sergio Vesely
Lugar y fecha:
Villa Grimaldi, enero de 1975
« No era fácil soportar el encierro en esas celdas miserables de la Villa Grimaldi que parecían ataúdes colocados en posición vertical. Menos aun en los meses de verano, con las altas temperaturas que reinan en la región precordillerana de Peñalolén. Yo estaba al interior de una de las celdas, encadenado de pies y manos, y con la vista vendada. »
[...]
« en el fondo oscuro del mar »
[Lee testimonio completo]