890 resultados se encontraron para «Después de la guerra»


Palabras para Julia

Autor:
José Agustín Goytisolo (letra) y Paco Ibáñez (música)
Testimonio de:
Amelia Negrón
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, 1975 y 1976, hasta el cierre de Tres Álamos el 28 de noviembre de 1976
« Éramos muchas. A pesar de las circunstancias habíamos logrado inventar nuestro propio mundo, con nuestras reglas, de acuerdo a lo que pensábamos y queríamos para nosotras, nuestras familias y el pueblo de Chile entero. Ambiciosas, podría pensarse, y sí, lo éramos. La mayoría lo seguimos siendo y seguramente así seremos hasta el final. »
[...]
« Por mientras trabajábamos con ahínco, de lunes a viernes, mañana y tarde, a todo vapor. A poco andar fuimos autosuficientes. Y un poquito, muy poquito más adelante, ya empezamos a ayudar a nuestros familiares, después nos pusimos pantalones largos: logramos que muchas de nosotras pudieran mantener a las familias afuera. »
[Lee testimonio completo]

Rompamos la mañana

Autor:
René “Popeye” Cárdenas Eugenin
Testimonio de:
María Soledad Ruiz Ovando
Lugar y fecha:
« La música fue muy importante para nosotras (mi madre Sylvia Ovando, mi hermana Alejandra Ruiz y la suscrita) en la época en que mi papá, Daniel Ruiz Oyarzo, “el Negro Ruiz”, estuvo preso en dictadura, momento en que Alejandra tenía siete años y yo cuatro. »
[...]
« El año 2006, Daniel falleció y ese mismo año, cinco meses después, nació su nieta Ayelén, quien por supuesto también conoce y canta la canción. Ella tenía cuatro años cuando visitamos al Tío Popeye en su casa, y le entonó la canción. »
[Lee testimonio completo]

Ve y díselo a la lluvia

Autor:
Clan 91
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Teníamos un compañero que cantaba precioso. Se llamaba Peye y era estudiante de la Universidad Técnica del Estado. Yo no lo conocía pero después nos hicimos grandes amigos en el campamento Compingin de la isla. »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Autor:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre 1973 - enero 1974
« Siempre cantábamos esta canción cuando íbamos al Regimiento Arica. Ese era un centro de torturas. A nuestra partida y vuelta, las presas que se quedaban también cantaban la canción. La letra fue un trabajo colectivo, era como el himno de nosotros. Era entretenida y nos gustaba mucho. »
[...]
« Mis padres no podían ir todas las veces que había visitas porque vivían en Santiago.  Mis compañeras me decían “Cecilia, ríete de cualquier cosa frente a tus papás.  Después cuando ellos se vayan le pedís a la monja que te abra la celda y ahí te tapai llorando, pero mientras estén tus papás tienes que estar bien.”  Y eso es lo que tratábamos de hacer todas. »
[Lee testimonio completo]

Dona nobis pacem (Danos paz)

Autor:
Letra del Agnus Dei (Misa Católica Romana); música de Wolfgang Amadeus Mozart
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre 1973 – abril 1974
« La música estuvo siempre presente en mi familia. Mi papá tocaba el violín y mi mamá el piano. Cuando era niña, mi mamá nos puso en clases de danza y piano. Yo también aprendía en la Iglesia Evangélica y cantaba en la radio. Mi marido Mario tocaba muy bien la guitarra y tenía una voz preciosa de tenor. Hacíamos buen dúo. A cualquier bolero yo le sacaba la segunda voz. »
[...]
« En el Buen Pastor, yo veía a las chiquillas con los ojos llorosos. Se hacían las fuertes pero después se iban a ver teleseries. Así aprovechaban de llorar. Pensé: “voy a enseñarles a cantar un poco”. Con varias compañeras presas formamos un coro. Encontramos una guitarra viejita toda raspada, y aunque tenía cuerdas de mala calidad, todavía sonaba. Ensayamos un sinnúmero de canciones. Pero en las noches las yemas de los dedos me dolían tanto que tenía que meter los dedos al agua fría para aliviar el dolor. Era igual que una quemadura. »
[Lee testimonio completo]

We Shall Overcome

Autor:
Atribuida a Charles Albert Tindley
Testimonio de:
Héctor Salgado
Lugar y fecha:
« Me gustaría agregar, al testimonio de Alfonso Padilla, una foto del grupo musical que tocó la canción "We Shall Overcome" de Joan Baez. Alfonso Padilla formó y lideró este grupo durante su presidio. »
[...]
« En la foto yo tenía 17 años y soy el tercero de la izquierda a la derecha. La foto del grupo musical fue tomada después que Padilla fue exiliado a Finlandia. »
[Lee testimonio completo]

Poeta del destino

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Lugar y fecha:
« Canción homenaje a Miguel Enríquez, Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile (MIR), quien cayó abatido por un comando de agentes de seguridad de la dictadura el día 5 de octubre de 1974. Mi propia militancia de cinco años en esa organización hizo crecer en mí un enorme respeto por su persona. »
[...]
« y en un tiempo de guerra »
[Lee testimonio completo]

Vuelvo

Autor:
Patricio Manns (letra) y Horacio Salinas (música)
Testimonio de:
Fernando Aravena
Lugar y fecha:
« En nuestras mateadas en la Cárcel de Santiago, siempre comentábamos la canción “Vuelvo”. Te daba esperanza de volver a la lucha. La cárcel era algo transitorio nomás. »
[...]
« la vocación de su guerra »
[Lee testimonio completo]

Ni chicha ni limoná

Autor:
Víctor Jara
Testimonio de:
Joaquín Vallejos
Lugar y fecha:
« Yo fui detenido en mi domicilio junto a un amigo de la infancia que habían ido a buscar primero. Mi familia pensó que él me había denunciado, cosa que no era cierta. Mi amigo no tenía nada que ver con política, sólo quería la paz y la libertad. Era un hippie muy comprometido con ayudar al necesitado. Los dos estuvimos presos en el cuartel Silva Palma, pero los interrogatorios y sesiones de torturas eran en la Academia de Guerra Naval de Valparaíso. »
[...]
« Academia de Guerra Naval »
[Lee testimonio completo]

Himno de Puchuncaví

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« Pocas semanas antes de ser trasladado a la Cárcel de Valparaíso, donde se me haría un consejo de guerra por diversas supuestas infracciones a la Ley de Seguridad Interior del Estado y a otras disposiciones militares vigentes durante el estado de sitio, compuse una canción que yo mismo denominé himno, dado que el objetivo era que se cantara en grupo al término de nuestros Actos Culturales de los días viernes. La canción está concebida de tal forma que podía ser cantada por todos los detenidos, independientemente de su filiación política. La única forma de fortalecer la unidad de los detenidos era tomar conciencia del hecho de que todos estábamos compartiendo la misma suerte. »
[Lee testimonio completo]