890 resultados se encontraron para «Después de la guerra»


El cautivo de Til Til

Autor:
Patricio Manns
Testimonio de:
Fernando Aravena
Lugar y fecha:
« Los presos políticos organizábamos mateadas una o dos veces a la semana, en las que hacíamos poesía y cantábamos canciones, entre ellas “El cautivo de Til Til” de Patricio Manns, “Samba Landó” y “Vuelvo” de Inti-Illimani, “Valparaíso” del Osvaldo “Gitano” Rodríguez, y temas de Eduardo “Gato” Alquinta y Silvio Rodríguez. »
[...]
« Dicen que en la guerra fue »
[Lee testimonio completo]

Run Run se fue pa'l norte

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
Ernesto Parra Navarrete
Lugar y fecha:
« Run Run… En el gran campo deportivo, ya estaba anunciándose un buen tiempo para el verano que se aproximaba. Nosotros, adoloridos por las torturas, hambrientos, ojerosos, malolientes, desgarrados, cansados de la incertidumbre de nuestro futuro, lo único que añorábamos era un soplo de fuerza, que nos permitiera hacernos sentir que aún estábamos vivos y que estaban presentes los sentimientos de nuestras ausentes compañeras. »
[...]
« más agrio es el después. »
[Lee testimonio completo]

La Sudestada

Autor:
desconocido
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Lugar y fecha:
« Estando aislado en Cuatro Álamos, un día noté que había una sala grande al fondo del pasillo y que los “dinos” la habían llenado de prisioneros de un día para otro. Al caer el día, estos compañeros armaban una gran “chimuchina”: conversando, intercambiando información, preguntando y cantando. Era una actividad frenética de solidaridad, apoyo, valentía y calidez. »
[...]
« Ya en “libre plática”, traté de encontrar al compañero detrás de la canción pero nadie sabía de su paradero. Tiempo después alguien me dijo que el compañero era Horacio Carabantes, de Valparaíso. »
[Lee testimonio completo]

El barco de papel

Autor:
Julio Numhauser, popularizada por el grupo Amerindios.
Testimonio de:
José Selín Carrasco Vargas
« Mientras estábamos prisioneros en Melinka, cada vez que uno de nosotros salía en libertad se le cantaba esta canción. Recuerdo a un compañero apodado Bigote Molina cantándola cuando partíamos a Tres Álamos, donde nos liberarían unos días después. »
[Lee testimonio completo]

Himno Nacional de Chile

Autor:
Eusebio Lillo y Ramón Carnicer
Testimonio de:
anónimo
Lugar y fecha:
« Fui detenido en Panguipulli el 24 de septiembre de 1973, junto con 17 jóvenes. En esa época yo era estudiante de liceo. También trabajaba en el complejo maderero y forestal Huilo Huilo, que estaba tomado por la clase obrera. Fuimos torturados por dos o tres días en la Comisaría de Carabineros de Panguipulli. A mí me dejaron inconsciente. »
[...]
« Luego nos llevaron a una prefectura en Valdivia. En las caballerizas nos tomaron el nombre y la dirección, y luego nos mandaron a la Cárcel de Isla Teja. En la Cárcel había un preso que se encontraba en un calabozo día y noche. A pesar de estar incomunicado, abría su ventana y se ponía a cantar el Himno Nacional a todo pulmón. Todos salíamos a mirar, hasta los gendarmes. El preso no cantaba la estrofa de los valientes soldados, me imagino que como forma de protesta. El preso cantó como cuatro días. Después no supimos más de él. »
[Lee testimonio completo]

Melodía de Jorge Peña Hen

Autor:
Jorge Peña Hen
Testimonio de:
Eliseo González
Lugar y fecha:
Cárcel de la Serena, octubre de 1973
« Jorge Peña Hen estaba incomunicado ese día. No sé cómo pero le llegaron unos fósforos. Él hacía tinta quemando los fósforos con saliva y escribió música en una hojita de papel. »
[...]
« Al principio teníamos unas radios chicas clandestinas, después un televisor. Los teníamos en el colectivo y ahí escuchábamos música. Escuchábamos lo que viniera, porque usted tiene que considerar que habían campesinos, mineros e intelectuales. »
[Lee testimonio completo]

Canción de un hombre medio

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Lugar y fecha:
« En las discusiones políticas siempre se hablaba despectivamente de la clase media. Para los ideólogos marxistas presos, ese gran sector de la sociedad estaba apoyando mayoritariamente a la dictadura y era necesario revertir esa tendencia. No se trataba de un apoyo activo, sino más bien pasivo. Uno que consistía en bajar el moño y acomodarse bajo la dictadura. »
[...]
« y aquí no hay guerra, qué fatalidad. »
[Lee testimonio completo]

Curas y milicos

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« No quiero exagerar, pero el Campo de Melinka llegó a funcionar no solo como fábrica de artesanía y sala de espectáculos, sino que hasta de universidad. Todos los días se daban clases de idiomas, de astronomía, de artes plásticas, de medicina o literatura. Se construían hornos solares. Se ofrecían charlas de aracnología. Se desarrollaban programas de alfabetización. »
[...]
« y una guerra de exterminio »
[Lee testimonio completo]

Himno a la alegría

Autor:
original de Friedrich von Schiller (letra) y Ludwig van Beethoven (música). Versión libre en español de Amado Regueiro Rodríguez, aka Orbe (letra) y Waldo de los Ríos (música), popularizada en Chile por Miguel Ríos.
Testimonio de:
Luis Madariaga
Lugar y fecha:
« En la Cárcel se cantaba cuando algún compañero partía  hacia el exilio o a la libertad. Era una bomba inmensa de fuerza, solidaridad y hermandad férrea, creada en los largos meses de cautiverio, que intententaba buscar salida desde nuestros corazones. Creo que esa experiencia nos marcó a todos. »
[...]
« la canción de la alegría »
[Lee testimonio completo]

Himno a la alegría

Autor:
original de Friedrich von Schiller (letra) y Ludwig van Beethoven (música). Versión libre en español de Amado Regueiro Rodríguez, aka Orbe (letra) y Waldo de los Ríos (música), popularizada en Chile por Miguel Ríos.
Testimonio de:
Amelia Negrón
Lugar y fecha:
« Todos los preparativos se intensificaban para esa noche de miércoles. Iba a ser una noche diferente, nos habíamos organizado en secreto entre nosotras, pero más importante aún, nos habíamos organizado con los compañeros presos. No tengo claro si ellos habían aceptado la idea o nos la habían propuesto. A estas alturas ese detalle no es relevante. »
[...]
« la canción de la alegría »
[Lee testimonio completo]