913 resultados se encontraron para «Dicen que la patria es (Canción de soldados)»


Dicen que la patria es (Canción de soldados)

Autor:
Chicho Sánchez Ferlosio
Testimonio de:
Sergio Reyes Soto
Lugar y fecha:
« Este canto, como muchos, no fueron cautivos en absoluto. La canciones revolucionarias que se interpretaban tras rejas nos daban un sentido de libertad. "Dicen que la patria es" (o "Canción de soldados") la introdujo a Chile Rolando Alarcón, luego Quilapayún. »
[...]
« Dicen que la patria es (Canción de soldados) »
[Lee testimonio completo]

Venceremos

Autor:
Claudio Iturra (letra) y Sergio Ortega (música)
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre de 1973 - abril de 1974
« El párroco del Buen Pastor tocaba el acordeón. Tocaba tan lindo. Como yo tocaba piano, le pedí si me lo prestaba. “Se lo presto” me dijo. Yo empecé calladita a ensayar el “Venceremos”, “La Internacional”, la Canción Nacional y el Himno de los Carabineros. Nos enseñaban a todas el Himno de Carabineros, y yo lo sabía también por mi padre, que era oficial. »
[...]
« Mientras cantábamos, los Carabineros comenzaron a caminar hacia el Penal. Seguramente estaban decididos a llamarnos la atención o algo peor. Rápidamente comencé a tocar los primeros acordes de la Canción Nacional. Cantamos a todo pulmón “Puro Chile es tu cielo azulado”. Cantamos con fuerza y coraje. Al oír el himno patrio, los Carabineros se detuvieron, se cuadraron y clavaron en medio del patio. Tuvieron que esperar hasta que termináramos el himno. Entonamos con rabia: “y el asilo contra la opresión”. En seguida cantamos el Himno de los Carabineros: “Orden y Patria es nuestro lema…”. Los carabineros se miraron y largaron a reír. Se devolvieron mientras nosotras seguíamos cantando, muertas de la risa. Nos abrazamos riendo, desahogadas. Luego nos fuimos a tomar una rica taza de té con pan pelado, convencidas de que la música también es un factor de unidad, de paz y amor. »
[Lee testimonio completo]

We Shall Overcome

Autor:
Atribuida a Charles Albert Tindley
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Lugar y fecha:
« Cuando se cerró el campo de concentración que funcionó casi cinco meses en el Estadio Regional de Concepción, a comienzos de febrero de 1974, varios cientos de presos políticos fuimos trasladados a la Cárcel de Concepción, una de cuyas alas se transformó en campo de concentración. El 19 de febrero de ese año, comenzó el proceso ante un tribunal militar y unos siete u ocho compañeros pasamos a la Cárcel propiamente tal. »
[...]
« En esa ocasión nuestro recientemente formado grupo musical (sin nombre) presentó el siguiente programa: “Soy del pueblo”, de Carlos Puebla; “El aparecido”, de Víctor Jara; “Los pueblos americanos”, de Violeta Parra; “Vamos a Serchil”, de Leopoldo Ramírez (Guatemala); “Del Norte vengo, Maruca”, de Ángel Parra (aunque otras fuentes dicen que es de su madre); “Villancico nortino” (tradicional); y, finalmente “We shall overcome”,  nacida entre los años 50 y 60 en Estados Unidos, en los marcos del movimiento de los afroamericanos por sus derechos civiles. En la Cárcel la conocimos en versión de Joan Báez. La cantamos en inglés y, por cierto, explicamos su contenido y significado. »
[Lee testimonio completo]

Casida de las palomas oscuras

Autor:
Federico García Lorca (letra), Paco Ibáñez (música)
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Lugar y fecha:
« Los científicos dicen que el lugar de la memoria y el procesamiento de la música del cerebro se ubica en la parte ancestral y profunda de éste, donde es celosamente guardada. Quizás es por eso que cuando ya nos han destruido el cuerpo hasta las entrañas, cuando ya nada nos queda más que los ojos turbios de la muerte, la música y la canción aparecen. Se apresura hacia las cuerdas vocales, la lengua y los labios. »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Autor:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre de 1973 - abril de 1974
« Vamos partiendo, decían “los lagartos”, como les decíamos a los Carabineros porque visten todos de verdes. Yo miraba y miraba para que no se me olvidara nada, porque quién sabe cuántos años iba a estar detenida. Emocionada también: una se asusta. Contra el tráfico, dan la vuelta en una rueda. »
[...]
« Cuando me desnudaron me dio un ataque de llanto con hipo. “Ya, que se vista”, dijo uno. Pero llegó otro y dijo “igual nomás que se desvista, mierda. Si Allende era un degenerado éstas son todas prostitutas.” Cuando una está detenida, deja de ser persona. Matan primero, preguntan después. Así dicen los correos de las brujas. La descomposición aflora desde los cuarteles. El olor nauseabundo no se detiene, pese a la desaparición forzosa de las personas. »
[Lee testimonio completo]

Canción de un hombre medio

Autor:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Lugar y fecha:
« En las discusiones políticas siempre se hablaba despectivamente de la clase media. Para los ideólogos marxistas presos, ese gran sector de la sociedad estaba apoyando mayoritariamente a la dictadura y era necesario revertir esa tendencia. No se trataba de un apoyo activo, sino más bien pasivo. Uno que consistía en bajar el moño y acomodarse bajo la dictadura. »
[...]
« A usted le dicen que es blanco »
[Lee testimonio completo]

El cautivo de Til Til

Autor:
Patricio Manns
Testimonio de:
Renato Alvarado
« Llegué a Tres Álamos la víspera de la partida de un grupo numeroso hacia México, entre los cuales se contaba el doctor Ipinza, de modo que él me dejó en herencia el cargo de médico, los remedios aportados por la Cruz Roja y su lugar en el Consejo de Ancianos. Este último título, a los 28 años, me pareció curioso, pero también entendible, por la consideración social que habitualmente tienen los sanadores en todas las tribus; esto fue el origen de este cuento, y también de la mentada huelga médica, pero eso es otra historia. »
[...]
« Dicen que es Manuel su nombre »
[Lee testimonio completo]

El cautivo de Til Til

Autor:
Patricio Manns
Testimonio de:
Fernando Aravena
Lugar y fecha:
« Los presos políticos organizábamos mateadas una o dos veces a la semana, en las que hacíamos poesía y cantábamos canciones, entre ellas “El cautivo de Til Til” de Patricio Manns, “Samba Landó” y “Vuelvo” de Inti-Illimani, “Valparaíso” del Osvaldo “Gitano” Rodríguez, y temas de Eduardo “Gato” Alquinta y Silvio Rodríguez. »
[...]
« Dicen que es Manuel su nombre »
[Lee testimonio completo]

La madre del cordero

Autor:
Tito Fernández
Testimonio de:
Servando Becerra Poblete
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, 9 de noviembre  de 1973 - 10 de noviembre de 1974
« Este poema lo recitaba en el Estadio Nacional. Seguí haciéndolo en Chacabuco, por esta razón los compañeros me apodaban Venancio. »
[...]
« que la Rosa estaba grande »
[Lee testimonio completo]

Pa’ cantar de un improviso

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
Claudio Enrique Durán Pardo (aka Quique Cruz)
« Hicimos un cuatro venezolano de un gran palo que yacía apegado a una de las murallas del “rancho” donde comíamos. »
[...]
« Quería un cuatro venezolano, ya que Violeta Parra nos había enseñado que la música latinoamericana no tiene fronteras—ella tocaba el cuatro en sus canciones de una manera genial, la cual yo quería imitar.  Sus hijos Ángel Parra e Isabel Parra habían grabado una canción en el año 1970 encantadora y “pegajosa” que queríamos tocar: “Pa' cantar de un improviso” — tocarla sin cuatro no era lo mismo. »
[Lee testimonio completo]