41 resultados se encontraron para «Jorge Peña Hen»


El suertúo

Autor:
Víctor Canto y Luis Cifuentes (letra), Roberto Parra (música)
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre 1973 - febrero de 1974
« Esta cueca fue compuesta en Chacabuco entre noviembre de 1973 y febrero de 1974, e interpretada por el conjunto Los de Chacabuco, del cual Víctor Canto y yo éramos miembros. »
[...]
« las penas mías. »
[Lee testimonio completo]

Ve y díselo a la lluvia

Autor:
Clan 91
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Teníamos un compañero que cantaba precioso. Se llamaba Peye y era estudiante de la Universidad Técnica del Estado. Yo no lo conocía pero después nos hicimos grandes amigos en el campamento Compingin de la isla. »
[...]
« tu pena llevará muy pronto ve »
[Lee testimonio completo]

El letrado

Autor:
Quelentaro (Gastón y Eduardo Guzmán)
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre de 1973 - febrero de 1974
« Desde la primera vez que la escuché, me impresionó la interpretación del dúo Quelentaro de esta canción de su autoría, de aquí que siempre tratara de cantarla en su estilo. Nunca la canté sobre un escenario, sino sólo para mí o para pequeños grupos de amigos en guitarreos colectivos. »
[...]
« Mi padre firmaba apenas »
[Lee testimonio completo]

Candombe para José

Autor:
Roberto Ternán
Testimonio de:
Sara De Witt
Lugar y fecha:
« Era septiembre de 1976 cuando estábamos en La Barraca en Tres Álamos. No recuerdo cuántas mujeres estábamos detenidas entonces. Creo que éramos cerca de un centenar. »
[...]
« No tienes ninguna pena al parecer »
[Lee testimonio completo]

Candombe para José

Autor:
Roberto Ternán
Testimonio de:
Alejandro Olate
« Los más jóvenes, pequeños de 17 e incluso de 16 años, hacíamos el trabajo más pesado en Isla Dawson. Teníamos que cortar árboles, talarlos, partirlos en dos, en cuña, y regresar a las barracas con los troncos al hombro varios cientos de metros. Nuestros compañeros de más edad los aserraban  y cortaban en  troncos pequeños para rellenar las leñeras que consumían tres grandes calentadores que se usaban en las barracas. »
[...]
« No tienes ninguna pena al parecer »
[Lee testimonio completo]

Candombe para José

Autor:
Roberto Ternán
Testimonio de:
Amelia Negrón
Lugar y fecha:
« Estábamos en el Pabellón 1. A alguna de nosotras se le ocurrió la idea, no recuerdo quién. ¡Éramos tantas y nos pasábamos el día inventando y creando cosas! »
[...]
« No tienes ninguna pena al parecer »
[Lee testimonio completo]

Run Run se fue pa'l norte

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
Ernesto Parra Navarrete
Lugar y fecha:
« Run Run… En el gran campo deportivo, ya estaba anunciándose un buen tiempo para el verano que se aproximaba. Nosotros, adoloridos por las torturas, hambrientos, ojerosos, malolientes, desgarrados, cansados de la incertidumbre de nuestro futuro, lo único que añorábamos era un soplo de fuerza, que nos permitiera hacernos sentir que aún estábamos vivos y que estaban presentes los sentimientos de nuestras ausentes compañeras. »
[...]
« sin pena ni alegría, »
[Lee testimonio completo]

Mujer, niña y amiga (A mi compañero)

Autor:
Robustiano Figueroa Reyes, con texto modificado por un preso político.
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Lugar y fecha:
« Las compañeras detenidas respondieron al coro de hombres del Estadio Regional con la canción “A mi compañero”, que tenía la música de la zamba argentina “Mujer, niña y amiga”, de Robustiano Figueroa Reyes. »
[...]
« mis alegrías, penas, mi confianza »
[Lee testimonio completo]

Amiga

Autor:
Miguel Bosé
Testimonio de:
Carolina Videla
Lugar y fecha:
« Cuando me tomaron presa tenía 19 años. Fui una de las presas políticas más jóvenes de la época en Arica. »
[...]
« Ahora que no soy apenas nada »
[Lee testimonio completo]

Vuelvo

Autor:
Patricio Manns (letra) y Horacio Salinas (música)
Testimonio de:
Fernando Aravena
Lugar y fecha:
« En nuestras mateadas en la Cárcel de Santiago, siempre comentábamos la canción “Vuelvo”. Te daba esperanza de volver a la lucha. La cárcel era algo transitorio nomás. »
[...]
« de moler mi pena al viento »
[Lee testimonio completo]