308 resultados se encontraron para «Oración para que no me olvides»


La Sudestada

Canción de:
desconocido
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Experiencia en:
« Estando aislado en Cuatro Álamos, un día noté que había una sala grande al fondo del pasillo y que los “dinos” la habían llenado de prisioneros de un día para otro. Al caer el día, estos compañeros armaban una gran “chimuchina”: conversando, intercambiando información, preguntando y cantando. Era una actividad frenética de solidaridad, apoyo, valentía y calidez. »
[...]
« Ya en “libre plática”, traté de encontrar al compañero detrás de la canción pero nadie sabía de su paradero. Tiempo después alguien me dijo que el compañero era Horacio Carabantes, de Valparaíso. »
[Lee testimonio completo]

Casida de las palomas oscuras

Canción de:
Federico García Lorca (letra), Paco Ibáñez (música)
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Experiencia en:
« Los científicos dicen que el lugar de la memoria y el procesamiento de la música del cerebro se ubica en la parte ancestral y profunda de éste, donde es celosamente guardada. »
[...]
« "¿Quién eres?", pregunté. "Se han llevado a todos. Me dijeron que a los que quedamos nos matarán". "¿Quién eres?". "Me llaman La Jovencita, soy argentina y me agarraron en Valparaíso. ¿Crees que me matarán?" »
[Lee testimonio completo]

Misa criolla - Gloria

Canción de:
Ariel Ramírez
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre – diciembre de 1973
« En mis recuerdos (y puede haber otras versiones) el conjunto "Los de Chacabuco" fue fundado por Ángel Parra para cumplir una solicitud del capellán Varela (del Ejército) quien pidió ayuda para la misa que él oficiaba tanto para los prisioneros como los soldados. Así, nuestro primer montaje musical fue la "Misa criolla" de Ariel Ramírez. »
[Lee testimonio completo]

Hoy canto por cantar

Canción de:
Nydia Caro y Riccardo Cerratto
Testimonio de:
Beatriz Bataszew Contreras
Experiencia en:
« Yo nunca he sido una gran escuchadora de música. Sin embargo, antes del golpe escuchaba mucho la Nueva Canción, especialmente Quilapayún y Rolando Alarcón. También me gustaban las cumbias, para huevear. Bailábamos y nos entreteníamos. Por otro lado, y esto tiene más que ver con mi familia, siempre me ha gustado la música clásica, especialmente Tchaikovsky. Me produce cosas importantes. Me conmueve. »
[Lee testimonio completo]

Libre

Canción de:
Nino Bravo
Testimonio de:
anónimo
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Estadio Nacional, septiembre - noviembre de 1973
« Mientras esperábamos en las graderías para ser interrogado por primera, segunda o más veces, entonábamos "Libre " a aquellos que se formaban para ser liberados. "Libre" era una catarsis, mezcla de alegría por los que se iban y esperanza para los que nos quedábamos. Desgraciadamente la dictadura y sus esbirros civiles o militares la usaron para su propia propaganda. »
[Lee testimonio completo]

Canción tácita

Canción de:
Todas las mujeres presentes en ese momento en Chacabuco
Testimonio de:
Mónica García Cuadra
Experiencia en:
« Soy hija de un ex-preso político, que entre otros lugares estuvo detenido por largo tiempo en Chacabuco. Soy Mónica, soy una niña de escasos 9 años que viajó con el pecho entreabierto y consumido en la pena a visitar a su papá, Gerardo García Salas, al campo de concentración de Chacabuco. Soy hija única y él, mi referente exclusivo en su corta vida e imagen masculina por esencia. »
[...]
« Llegamos atravesando muchos obstáculos, con tantas otras mujeres a Chacabuco. Sentía ansiedad de abrazar a mi padre amado. De la mano de mi madre y en compañía de muchas otras mujeres, esperamos bajo el sol del desierto y el viento que arrastraba historias de antes y latientes, y nos pegaba en las sienes para tatuar el momento aquel en nuestras memoria. »
[Lee testimonio completo]

Se escucha muy lejos

Canción de:
Creación colectiva
Testimonio de:
Ignacio Puelma
Experiencia en:
« El ruido del mar lo traía el viento y traspasaba las cabañas del Campo de Prisioneros de Ritoque. Era la música cotidiana que el océano nos regalaba. Atrás habían quedado los centros de tortura, los tormentos más crueles parecían lejanos, esa percepción ayudaba a reconstruirnos. Ritoque, Puchuncaví, Tres Álamos y otros centros masivos de prisioneros eran lugares bullentes de actividad. Pese a las carencias y el hecho mismo de estar en prisión, por todos lados brotaba movimiento: cursos, artesanías, deporte, debates, ajedrez, teatro, literatura, cantos… en fin, palpitaba la vida después de las peores pesadillas vividas. Volver a ellas siempre era una posibilidad, tal es así que varios de los nuestros volvieron a centros de tortura de la DINA. »
[...]
« Cuando llegó el día, ya frente al público, esta música sonó innovadora. Cuando finalizamos nuestro turno de presentación, el aplauso masivo y el Jurado decidieron que “Se escucha muy lejos” fuera la ganadora del Género Internacional. No recuerdo bien, ¿Luis Corvalán?, pero uno de los malandras, como llamábamos a los “Jerarcas de la UP” que estaban separados de nosotros en el campo de concentración, pero que se les permitía participar de las actividades culturales, fue quien nos entregó el galardón, una medalla hecha a partir de una moneda y que exhibía la Gaviota, la de Ritoque. »
[Lee testimonio completo]

Lucía

Canción de:
Joan Manuel Serrat
Testimonio de:
Beatriz Bataszew Contreras
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, diciembre 1974 - mayo de 1976
« Tres Álamos era un campo más “normal”, aunque nunca tuvimos juicios. Allí había mucha música, era como ritualístico. Había días en que poníamos más énfasis, los sábados o domingos después de las visitas, aunque no estoy tan segura. »
[...]
« El “Candombe para José” era muy importante. El verso “ánimo Negro José” era un poco como decir “las cosas van a pasar, siempre hay otras posibilidades”. Creo que era una canción alentadora y también una forma de hacerse cariño entre todas nosotras. Aunque es totalmente distinta, “Palabras para Julia” también te dice que hay futuro, a pesar de las condiciones. El “Himno a la Alegría” era sumamente importante. Sugiere que se van a producir cambios, que la situación no es perpetua. »
[Lee testimonio completo]

Doctorcitos

Canción de:
Desconocido. Melodía del folklore altiplánico
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, enero - febrero de 1974
« A propuesta de Ricardo, el grupo Los de Chacabuco montó este tema, que en el altiplano es una referencia satírica a los abogados y, por extensión, a los funcionarios de gobierno. Se interpreta en los carnavales. »
[...]
« Lo principal al preparar y realizar la grabación fue el recuerdo de nuestro gran y admirado amigo Marcelo Concha, en cuyo homenaje lo hicimos. Fue una labor de compañerismo y respeto. »
[Lee testimonio completo]

Ni chicha ni limoná

Canción de:
Víctor Jara
Testimonio de:
Joaquín Vallejos
Experiencia en:
« Yo fui detenido en mi domicilio junto a un amigo de la infancia que habían ido a buscar primero. Mi familia pensó que él me había denunciado, cosa que no era cierta. Mi amigo no tenía nada que ver con política, sólo quería la paz y la libertad. Era un hippie muy comprometido con ayudar al necesitado. Los dos estuvimos presos en el cuartel Silva Palma, pero los interrogatorios y sesiones de torturas eran en la Academia de Guerra Naval de Valparaíso. »
[...]
« Para mí esa canción que cantaron muchas compañeras de la U, dueñas de casas y trabajadoras, representa a la mujer chilena: fuerte, luchadora, comprometida, rebelde, pero también coqueta, femenina y cariñosa. Yo con el tiempo interpreté que era una forma de provocar a los guardias, que a veces parecían sufrir junto a los detenidos, pero no hacían nada. »
[Lee testimonio completo]