83 resultados se encontraron para «Víctor Canto Fuenzalida»


Himno Nacional de Chile

Canción de:
Eusebio Lillo y Ramón Carnicer
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Llegamos a Isla Dawson el 11 de septiembre, en la tarde. Sabíamos que nos habían detenido en la mañana y nada más. Llegamos al primer campamento, llamado Compingin. La música nos acompañó todo el tiempo en la isla. De partida las canciones milicas que teníamos que cantar. Si llegaban presos del Pudeto, había que cantar el himno de ese regimiento. También había que aprenderse los himnos de Cochrane y de Telecomunicaciones. Los infantes decían: “acá está el himno, en la tarde tienen que sabérselo de memoria”. »
[...]
« En Cochrane los marinos eran harto ignorantes con respecto a la música. En más de una ocasión Lanfranco cantó “Te recuerdo Amanda”. Los marinos no tenían idea lo que estaban escuchando. »
[Lee testimonio completo]

Tamo daleko

Canción de:
Djordje Marinkovic. Adaptación chilena de canción tradicional serbia, compuesta originalmente en 1916.
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« En el campamento Compingin de la isla, Mario comenzó a hablarnos de la letra en español de una canción yugoslava llamada “Tamo daleko”. La canción no era croata: era serbia. Traía muchos recuerdos a los emigrantes yugoslavos. Esta canción se cantó en el Campamento de Río Chico de Isla Dawson, que era gigante, estilo nazi. »
[Lee testimonio completo]

Oratorio de Navidad según San Lucas

Canción de:
Ángel Parra
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, enero - febrero de 1974
« Este tema corresponde al primero que aparece en el cassette grabado en el campo de Chacabuco por el conjunto Los de Chacabuco, creado por Ángel Parra y dirigido por él hasta su liberación. Cuando se grabó el cassette, Ángel ya había sido liberado y el director del grupo era Ernesto Parra. »
[...]
« Los participantes en la grabación son nombrados al comienzo de la grabación. Participaron diez miembros del grupo (su totalidad) que corresponden a los nueve que aparecen en la foto a colores que está en otros relatos del archivo Cantos Cautivos más Antonio González, quien no apareció en esa foto por un error de encuadre.  Antonio aparece, junto a otros miembros, en la foto en blanco y negro que se incluye aquí. »
[Lee testimonio completo]

El cautivo de Til Til

Canción de:
Patricio Manns
Testimonio de:
Renato Alvarado
« Llegué a Tres Álamos la víspera de la partida de un grupo numeroso hacia México, entre los cuales se contaba el doctor Ipinza, de modo que él me dejó en herencia el cargo de médico, los remedios aportados por la Cruz Roja y su lugar en el Consejo de Ancianos. Este último título, a los 28 años, me pareció curioso, pero también entendible, por la consideración social que habitualmente tienen los sanadores en todas las tribus; esto fue el origen de este cuento, y también de la mentada huelga médica, pero eso es otra historia. »
[...]
« Un día ella cantó “El Cautivo de Til Til”, la cual refiere la muerte de Manuel Rodríguez, quien fue la figura más carismática durante la lucha de Chile por independizarse del imperio español; esta canción era para nosotros profundamente significativa, ya que Manuel Rodríguez es la encarnación mítica del guerrillero popular, al punto que la principal organización de lucha armada contra la dictadura tomó su nombre, pero para nosotros era también el primer detenido desaparecido por obra del gobierno chileno. »
[Lee testimonio completo]

Qué dirá el Santo Padre

Canción de:
Violeta Parra
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Cantábamos canciones que estaban de moda en esa época. Cantábamos “Qué dirá el Santo Padre”, la parte que dice “Qué dirá el Santo Padre que vive en Roma… que le están degollando a su paloma…” a cada rato, por ejemplo cuando llevaban a alguien al Regimiento Arica, que era un centro de torturas. También cantábamos “La Golondrina”, que era muy simbólica, porque aún estando detenidas podíamos “volar”, nuestros pensamientos iban más allá de la cárcel… »
[...]
« Para mí la música es todo en la vida.  Es lo que me lleva todo el día. Mi mamá tocaba piano, uno de mis hermanos tocaba guitarra.  Yo no toco instrumento.  Tampoco canto porque tengo una voz horrible.  Cuando estudiaba Pedagogía Básica un profesor de música me dijo: “Cecilia, por favor no le cantes a los niños”. No se concibe el día sin música.  Para mí la música es andar todo el día con los audífonos puestos escuchando diferentes tipos de música. Si yo tengo que hacer el aseo yo me meto al computador y busco lo que quiero escuchar.  De repente me da por escuchar a Mercedes Sosa, o Quilapayún, o música clásica, o música más alegre. »
[Lee testimonio completo]

Venceremos

Canción de:
Claudio Iturra (letra) y Sergio Ortega (música)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Yo estudiaba pedagogía en Química en la Universidad de Chile, en La Serena.  Cuando caí detenida tenía 21 años.  Pienso que me detuvieron por un hecho puntual. A través de Ferrocarriles me mandaban periódicamente ejemplares del diario El Rebelde para que los distribuyera en sectores de la IV región. »
[...]
« La música siempre estuvo presente. Siempre andábamos con el canto en nuestra voz.  Creo que era la única forma de sobrellevar un poco la prisión.  En un momento llegó una compañera con una guitarra, la Lucía Chirinos. Ella siempre nos amenizaba con música, con canciones que se escuchaban antes del Golpe, sobre todos las canciones de la Nueva Canción. Cantábamos siempre “Venceremos” del Quilapayún, en su versión original. »
[Lee testimonio completo]

Dona nobis pacem (Danos paz)

Canción de:
Letra del Agnus Dei (Misa Católica Romana); música de Wolfgang Amadeus Mozart
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre 1973 – abril 1974
« La música estuvo siempre presente en mi familia. Mi papá tocaba el violín y mi mamá el piano. Cuando era niña, mi mamá nos puso en clases de danza y piano. Yo también aprendía en la Iglesia Evangélica y cantaba en la radio. Mi marido Mario tocaba muy bien la guitarra y tenía una voz preciosa de tenor. Hacíamos buen dúo. A cualquier bolero yo le sacaba la segunda voz. »
[...]
« Ensayamos varios cantos religiosos y cantamos durante una misa que ofreció un sacerdote jesuita. Eso me impulsó a comulgar por primera vez en la Iglesia Católica. Recuerdo que ese día cantamos el canon “Danos paz”, que yo había enseñado no sólo a las compañeras sino también a las religiosas. Se juntó el coro de las monjas y el coro de nosotras. Resultó precioso. Nosotras fuimos la novedad. Al domingo siguiente la iglesia se llenó porque querían ver cómo cantábamos. »
[Lee testimonio completo]

Amiga

Canción de:
Miguel Bosé
Testimonio de:
Carolina Videla
Experiencia en:
« Cuando me tomaron presa tenía 19 años. Fui una de las presas políticas más jóvenes de la época en Arica. »
[...]
« Hasta en los peores momentos una canción te puede calmar, te puede abrazar. Él estaba al otro lado pero yo sentía que estaba cerca. Su canto era una sensación de abrigo, de amparo, de no estar sola. Son muestras de cariño en momentos tan terribles. »
[Lee testimonio completo]

Pagarás (El humo del cigarrillo)

Canción de:
Manuel Mantilla
Testimonio de:
Fernando Aravena
Experiencia en:
« Los presos políticos estábamos aislados pero cuando nos hacían bajar al patio estábamos con los presos comunes. Ellos escuchaban la canción “El humo del cigarrillo” en la radio. Esa es la primera canción que me acuerdo de la época en que estuve preso. »
[...]
« El canto era importante cuando estábamos en los calabozos. Yo cantaba con un compañero que estaba unas cuatro celdas más allá. No me acuerdo qué cantábamos porque recién nos habían detenido. »
[Lee testimonio completo]

Vuelvo

Canción de:
Patricio Manns (letra) y Horacio Salinas (música)
Testimonio de:
Fernando Aravena
Experiencia en:
« En nuestras mateadas en la Cárcel de Santiago, siempre comentábamos la canción “Vuelvo”. Te daba esperanza de volver a la lucha. La cárcel era algo transitorio nomás. »
[...]
« Entre las visitas que tuvimos en la Cárcel estuvo Silvio Rodríguez. Cantó “El breve espacio en que no estás”, una canción muy conocida de Pablo Milanés. Los gendarmes le pidieron autógrafos y se sacaron fotos. Fue un hecho inédito. »
[Lee testimonio completo]