Himno futurista

Autor:
Desconocido
Testimonio de:
Patricio Polanco
Lugar y fecha:

Pisagua en el '73 y el '74 se caracterizó por su dureza y crueldad en el trato a los prisioneros políticos. Resguardados por contingentes del Ejército, el canto fue una obligación y también un mecanismo para evitar golpes y maltratos colectivos.

Alrededor de 35 himnos militares de todas las ramas de las Fuerzas Armadas conformaban el repertorio. Se agregaron algunas canciones o himnos que constituyeron, sin hacerlo explícito, una forma de resistencia o de dignidad. El texto más abajo escrito tenía algunos cambios en la letra, pero constituyó el  himno de los presos que más se cantó en el campo de concentración de Pisagua.


Publicado: 05 enero 2015


Cuando del siglo actual no quede huella
y el sol del porvenir brille en la altura
entonces no habrá riñas ni querellas
y sí felicidad en baratura.

Entonces no habrá vicios ni defectos
ni habrá ya vigilante ni asesino
los chuecos volverán a ser perfectos
los flacos quedarán como tocino.

La la la la la la la la la

Tendremos las montañas de bollitos
las piedras de confite y mermelada
el sol será un inmenso huevo frito
la luna ha de trocarse en empanada.

Los ríos serán rico chocolate
los mares serán todos de champaña
los postres se darán en azafate
y ser un pobretón será una hazaña.

La la la la la la la la la

Los profes serán tan re buenos
que ya no habrá tareas ni lecciones
y habrá en lugar de exámenes
al menos un mes entero más de vacaciones.

Los estudiantes de esos bellos días
verán caer del cielo su diploma
los libros se tendrán en alcancías
las clases se darán sólo por broma.

La la la la la la la la la