Himno Nacional de Chile

Canción de:
Eusebio Lillo y Ramón Carnicer
Testimonio de:
anónimo
Experiencia en:

Fui detenido en Panguipulli el 24 de septiembre de 1973, junto con 17 jóvenes. En esa época yo era estudiante de liceo. También trabajaba en el complejo maderero y forestal Huilo Huilo, que estaba tomado por la clase obrera. Fuimos torturados por dos o tres días en la Comisaría de Carabineros de Panguipulli. A mí me dejaron inconsciente.

Luego nos llevaron a una prefectura en Valdivia. En las caballerizas nos tomaron el nombre y la dirección, y luego nos mandaron a la Cárcel de Isla Teja. En la Cárcel había un preso que se encontraba en un calabozo día y noche. A pesar de estar incomunicado, abría su ventana y se ponía a cantar el Himno Nacional a todo pulmón. Todos salíamos a mirar, hasta los gendarmes. El preso no cantaba la estrofa de los valientes soldados, me imagino que como forma de protesta. El preso cantó como cuatro días. Después no supimos más de él.


Publicado: 13 enero 2018


Puro, Chile, es tu cielo azulado,
puras brisas te cruzan también,
y tu campo de flores bordado,
es la copia feliz del Edén.

Majestuosa es la blanca montaña,
que te dio por baluarte el Señor,
y ese mar que tranquilo te baña,
te promete futuro esplendor.

[Vuestros nombres, valientes soldados,
que habéis sido de Chile el sostén,
nuestros pechos los llevan grabados,
lo sabrán nuestros hijos también.]*

Dulce Patria, recibe los votos,
con que Chile en tus aras juró.
Que o la tumba serás de los libres,
o el asilo contra la opresión.