Puedo confiar en el Señor

Autor:
Desconocido
Testimonio de:
Sigifredo Ramos Vásquez
Lugar y fecha:
Cárcel de Temuco, septiembre - diciembre de 1973

Mi experiencia durante nuestro cautiverio, se reduce a la siguiente percepción personal. Como estaban prohibidas las canciones de protesta, nos vimos obligados a interpretar cantos religiosos. Uno de ellos pegó de tal manera en los reclusos, que se transformó en un verdadero canto de batalla. Se interpretaba con tanto fervor que se constituyó en un verdadero mensaje de fe y esperanza en la ansiada libertad y justicia.


Publicado: 27 julio 2016


Puedo confiar en el Señor
que me va a guiar
puedo confiar en el Señor
que no va a fallar.

Si el sol llegara a oscurecer
y no brille más
yo igual confío en el Señor
que no va a fallar.

Puedo descansar
puedo descansar
que su mansión
Cristo me dará.

Si el sol llegara a oscurecer
y no brille más
yo igual confío en el Señor
que no va a fallar.