Cueca del Filistoque

Autor:
Víctor Canto Fuenzalida (letra), Efraín Navarro (música).
Testimonio de:
Víctor Canto Fuenzalida
Lugar y fecha:

Filistoque es un real personaje en toda su extensión (1,90 metros de alto). Yo lo recuerdo siempre riendo. En Chacabuco, vivimos en la misma casa por casi diez meses. Con él no estaba permitido deprimirse o tomar "caldo de cabeza".

Irradiaba alegría y optimismo. Y estando consciente de que permaneceríamos atorados, no dejaba de hablar de las comisiones y de fiscales que estarían procesando nuestras causas. Este optimismo lo proyectaba incluso más allá de la reja.

Algunos de los guardias eran permeables y no era extraño ver a Filistoque en amena charla con nuestros guardadores, los cuales caían bajo la influencia de este alegre personaje. Tanto así que los convenció que podía enseñar a marchar a los soldados.

Nadie podía abstraerse a su presencia, el solo saludo de Filistoque alegraba las calles de Chacabuco. Un personaje así, debía tener su cueca. Salud querido compañero donde quiera que estés.


Publicado: 15 diciembre 2014


Por favor señor fiscal
quiero irme pa’ mi casita
apure el proceso
sólo soy simpatizante
y voy pegando p’al año
apure el proceso.

Yo estaba conversando
con Filistoque
y por pura cazuela
me pilló el toque
apure el proceso
me pilló el toque ¡sí!
nadie me cree
Chago Dos me decía
no payasee
apure el proceso.

Si no apura mi causa
saldré con la menopausia.


Letra anotada en Chacabuco por Gerardo García.