Lili Marlene

Canción de:
Hans Leip
Testimonio de:
Rogelio Felipe Castillo Acevedo
Experiencia en:

Nos hacían cantar a todo pulmón estas marchas.

Había un compañero que era cojo y usaba un zapato con plataforma. Al marchar, con su cojeo nos desordenaba el paso de nuestra marcha, y ahí nos llegaban las patadas de los marinos.

Después se dieron cuenta el porqué de nuestra descoordinación, y dejaban a este compañero fuera de las marchas.


Publicado: 12 enero 2015


Frente al cuartel
delante del portón
había una farola
y aún se encuentra allí.
Allí volveremos a encontrarnos
bajo la farola estaremos
como antes, Lili Marlene.

Nuestras dos sombras
parecían una sola
nos queríamos tanto
que daba esa impresión.
Y toda la gente lo verá
cuando estemos bajo la farola
como antes, Lili Marlene.

Pronto llama el centinela
"Están pasando revista
Esto te va a costar tres días".
Camarada, ya voy
entonces nos decíamos adiós
me habría ido encantado contigo
Contigo, Lili Marlene.

Ella conocía tus pasos
tu elegante andar
todas las tardes ardía
aunque ya me había olvidado
y si me pasara algo
¿quién se pondría bajo la farola
contigo?, Lili Marlene.

Desde el espacio silencioso
desde las tierras de la tierra
me mantienen como en un sueño
tus adorables labios.
Cuando la niebla nocturna se arremoline
yo estaré en la farola
como antes, Lili Marlene.