Lucía

Canción de:
Joan Manuel Serrat
Testimonio de:
Beatriz Bataszew Contreras
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, diciembre 1974 - mayo de 1976

Tres Álamos era un campo más “normal”, aunque nunca tuvimos juicios. Allí había mucha música, era como ritualístico. Había días en que poníamos más énfasis, los sábados o domingos después de las visitas, aunque no estoy tan segura.

Nos comunicábamos con nuestros compañeros que estaban en un pabellón más lejos. Se producía cierto diálogo cancionístico. Ellos cantaban una cosa y nosotras cantábamos otra cosa. A veces nosotras nos íbamos en nuestra propia volada y cantábamos solas. Siempre se cantaba mucho. Era un acto colectivo, de encuentro y afecto. Cantábamos de pie, todas conectadas como en un óvalo. Se producía algo de mucha conexión y fortaleza.

Cantábamos canciones de Joan Manuel Serrat. Recuerdo “Lucía” porque a mí me gustaba mucho, pero seguramente había otras. “Lucía” era de espacios de recogimiento. Hay que tener muy buena voz para esa canción. Es difícil, no la cantábamos todas. La compañera que la cantaba parecía que se fusionaba con la música. Creo que había una guitarra pero no puedo asegurar nada.

El “Candombe para José” era muy importante. El verso “ánimo Negro José” era un poco como decir “las cosas van a pasar, siempre hay otras posibilidades”. Creo que era una canción alentadora y también una forma de hacerse cariño entre todas nosotras. Aunque es totalmente distinta, “Palabras para Julia” también te dice que hay futuro, a pesar de las condiciones. El “Himno a la Alegría” era sumamente importante. Sugiere que se van a producir cambios, que la situación no es perpetua.

A mí me da la impresión que alguien trajo el “Candombe” y dijo “¿cantémosla?” Y la cantamos. Ahora buscamos una explicación. Creo que tendemos a no valorar la casuística. Entonces uno dice “si cantó esto fue por algo”. Creo que muchas veces las cosas simplemente se instalan, igual que el amor. Más que la letra, para mí lo que tenía sentido era que la cantáramos ochenta mujeres. Era súper potente.


Publicado: 08 noviembre 2016


Vuela esta canción
para ti, Lucía
la más bella historia de amor
que tuve y tendré
es una carta de amor
que se lleva el viento
pintado en mi voz
a ninguna parte
a ningún buzón.

No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido
nada más amado
que lo que perdí
perdóname si
hoy busco en la arena
esa luna llena
que arañaba el mar.

Si alguna vez fui un ave de paso
lo olvidé para anidar allí en tus brazos
si alguna vez fui bello y fui bueno
fue enredado en tu cuello y en tus senos.

Si alguna vez fui sabio en amores
lo aprendí de tus labios cantores
si alguna vez amé
si algún día
después de amar, amé
fue por tu amor, Lucía
Lucía.

Tus recuerdos son
cada día más dulces
el olvido sólo se llevó la mitad
y tu sombra aún
se acuesta en mi cama
con la oscuridad
entre mi almohada
y mi soledad.

No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido
nada más amado
que lo que perdí
perdóname si
hoy busco en la arena
esa luna llena
que arañaba el mar.

Si alguna vez amé
si algún día
después de amar amé
fue por tu amor, Lucía
Lucía.