Valparaíso

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:

Esta canción fue escrita y cantada en la celda número 198 del ex-penal de Valparaíso, vale decir, en el último piso del edificio central, que era más alto que la muralla que lo rodeaba. Esto tenía bastantes ventajas para el prisionero ya que, si se encaramaba sobre una banqueta para asomarse por el tragaluz, podía gozar de la compañía de una buena parte de la ciudad durante las horas de encierro.

Mi privilegio era doble, sin embargo, pues no siendo yo más que un hijo adoptivo del puerto, tuve la fortuna de compartir esa triste habitación humana con un gran conocedor de esa geografía: Antonio Suzarte, quien me enseñó a querer a Valparaíso con un amor que sigue latente en mí después de casi cuarenta años de exilio.

Él me mostró desde allí lugares cuyos nombres ya habían llegado a mis oídos por boca de poetas y cantores: Cerro Barón, Cerro Mariposa, Caleta Portales… Él guió mi vista hasta el lejano Miraflores Alto, ubicado en la vecina ciudad de Viña del Mar, desde donde venía a visitarme Graciela Navarro con su cálida frescura, ayudándome a sobrellevar con alegría y esperanza esa época de privaciones.


Publicado: 22 junio 2015


Veo delante de todo
un puerto herido, detrás unos cerros,
un largo asfalto que corta el aliento,
tímidas luces, después un silencio.

Barcos pegados al fondo,
una escalera y un zapato lento,
los ascensores girando hasta arriba,
al centro un niño de mano extendida.

Luego un océano triste
que se prolonga a través de la vida,
al fondo un cuelo gigante y abierto,
el horizonte de Valparaíso.

Todo empapado por dentro
de un corazón que rodó por la tierra,
un hombre acude a un mesón cantinero,
un fuego opaco y una neblina.

¿Cuánta pregunta doliendo?
En cada esquina una gaviota muerta.
Hambre en las calles, hambre en los días.
Se van los vientos, vuelven espinas.

Veo entre medio de todo
al habitante de andar macilento,
al pescador que se echó mar afuera,
al poblador de los cerros dormidos,
al transeúnte que pisó la noche,
la noche honda de Valparaíso.