16 resultados se encontraron para «Dona nobis pacem»


La Sudestada

Canción de:
desconocido
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Experiencia en:
« Estando aislado en Cuatro Álamos, un día noté que había una sala grande al fondo del pasillo y que los dinos(1) la habían llenado de prisioneros de un día para otro. »
[...]
« Aunque sólo escuché la canción un par de veces antes que Carabantes desapareciera del pabellón, ésta nunca ha abandonado mi memoria. En mis años de exilio, he cantado “su” canción en cualquier oportunidad que se presente y a quien quiera oírla. Todos quedan asombrados aunque no entiendan español. »
[Lee testimonio completo]

Tres blancos lirios

Canción de:
Desconocido. Esta canción probablemente se relaciona con la pedagogía normalista europea.
Testimonio de:
Domingo Lizama
Experiencia en:
« Me detuvieron en octubre 1973 en mi lugar de trabajo. Yo tenía 31 años y trabajaba como portero en una empresa maderera en Chumpullo, cerca de Valdivia. »
[...]
« Yo participaba en este coro. Para la Navidad de 1973 cantamos para los familiares que nos fueron a visitar. Cantamos “Arrorró mi niño”, “Noche de Paz”, y “Señora doña María”. »
[Lee testimonio completo]

La muralla

Canción de:
Nicolás Guillén (letra) y Quilapayún (música)
Testimonio de:
Domingo Lizama
Experiencia en:
« En la Cárcel, había un chico que tocaba la guitarra. Alegraba las tardes en la celda. Todos cantábamos con él. »
[...]
« Para Navidad,  dieron permiso para que nuestras mujeres e hijos vinieran a visitarnos. Cantamos “Noche de Paz”, “Señora Doña María” y “Arrorró mi niño”. »
[Lee testimonio completo]

El cautivo de Til Til

Canción de:
Patricio Manns
Testimonio de:
Renato Alvarado Vidal
« Llegué a Tres Álamos la víspera de la partida de un grupo numeroso hacia México, entre los cuales se contaba el doctor Ipinza, de modo que él me dejó en herencia el cargo de médico, los remedios aportados por la Cruz Roja y su lugar en el Consejo de Ancianos. Este último título, a los 28 años, me pareció curioso, pero también entendible, por la consideración social que habitualmente tienen los sanadores en todas las tribus; esto fue el origen de este cuento, y también de la mentada huelga médica, pero eso es otra historia. »
[...]
« Finalmente Toluca logró hacer llegar a destino el mensaje, por medio de la distinguida pianista chilena doña Flora Guerra, quien, como la inmensa mayoría de los artistas de este país, apoyó siempre a la democracia. »
[Lee testimonio completo]

Recinto: Recinto DINA Industria abandonada frente a la ex Citroen (Nun & Germán)
No hay testimonios en este recinto de detención.
Si tuviste una experiencia musical en detención política en esta recinto, por favor compártela aquí.

Recinto: Ex Retén abandonado, Las Dichas
No hay testimonios en este recinto de detención.
Si tuviste una experiencia musical en detención política en esta recinto, por favor compártela aquí.