Poeta del destino

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:

Canción homenaje a Miguel Enríquez, Secretario General del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile (MIR), quien cayó abatido por un comando de agentes de seguridad de la dictadura el día 5 de octubre de 1974. Mi propia militancia de cinco años en esa organización hizo crecer en mí un enorme respeto por su persona.

El texto original nació en la cárcel de Capuchinos (mi última estación en Chile antes de partir al exilio en Alemania), y sufrió modificaciones sustanciales -a mi modo de ver, enriquecedoras para la composición- a comienzos de los años 1980s, cuando tuve ocasión de leer el conmovedor discurso que pronunciara don Edgardo Enríquez, padre del dirigente político, en el acto de inauguración del hospital clínico Miguel Enríquez en la ciudad de La Habana, Cuba.


Publicado: 22 junio 2015


Compañero Miguel,
cumpliste treinta años de tu vida
en la historia terrestre
que “hizo de aquel niño un luchador”,
como dijo tu padre allá en La Habana,
en un discurso noble,
poniéndole tu nombre a un hospital.

Compañero Miguel,
de médico estudiante a dirigente precoz,
poeta del destino, artífice del árbol y la flor.
Tu nervio marcó el paso de tu tiempo,
el pulso del momento. Avanzar.

Y allí estará un pueblo protegiendo tu memoria,
presente está tu muerte generosa,
el ágil raciocinio de tu labio
trazando un pentagrama al porvenir.

Y allí estará un pueblo defendiendo tu legado,
la llave del futuro liberado,
el fin de una jornada centenaria,
principio ineludible de la paz.

Compañero Miguel,
en Concepción de Chile militante,
recorrió el territorio
tu reto contra la barbaridad.
El hombre humilde se sumó a tu gesta
y en un tiempo de guerra
armó su hambre por su libertad.

Compañero Miguel,
resiste con tu muerte la metralla feroz,
como tu padre en Cuba
dale tu nombre al fruto del amor,
rebela tu silencio apresurado,
tu sílaba cortada. Avanzar.

Y allí estará un pueblo protegiendo tu memoria,
presente está tu muerte generosa,
el ágil raciocinio de tu labio
trazando un pentagrama al porvenir.

Y allí estará un pueblo defendiendo tu legado,
la llave del futuro liberado,
el fin de una jornada centenaria,
principio ineludible de la paz.

Compañero Miguel…