Melodía de Jorge Peña Hen

Autor:
Jorge Peña Hen
Testimonio de:
Eliseo González
Lugar y fecha:
Cárcel de la Serena, octubre de 1973

Jorge Peña Hen estaba incomunicado ese día. No sé cómo pero le llegaron unos fósforos. Él hacía tinta quemando los fósforos con saliva y escribió música en una hojita de papel.

Esa música logró salir antes del asesinato de Jorge en la Cárcel de La Serena.

Todos teníamos mucha pena y los ojos llorosos. Yo dije “les voy a enseñar a cantar”.

Eso se llama resiliencia, cuando uno trata de levantarse de lo malo.

Al principio teníamos unas radios chicas clandestinas, después un televisor. Los teníamos en el colectivo y ahí escuchábamos música. Escuchábamos lo que viniera, porque usted tiene que considerar que habían campesinos, mineros e intelectuales.

Entonces si usted le ponía música selecta o docta a un viejo que venía del cerro, él decía ¿qué es esto? O si le ponía corridos a los intelectuales o intelectualoides tal vez no les hubiese gustado.

En el pasillo dos (llamado “el pabellón de los cancerosos” porque estábamos todos torturados), no se escuchaba mucha música.

Se celebró la Pascua con compañeros que tocaban la guitarra y con los integrantes de un conjunto llamado Toque de Queda, que estuvieron como un mes presos.

A ellos los detuvieron cuando se estaban sacando fotos para la carátula de su disco, en el lugar donde están los estanques de petróleo en el sector del puerto, cerca de donde se ubicaban los barcos en la Bahía de Guayacán o La Herradura. 

Ellos cantaban repertorio propio y ajeno. Inventaron una canción que se llamó “210”, en honor a un preso común cuyos apellidos eran Diez Diez.

Jorge Peña Hen era un famoso director de orquesta, compositor y pedagogo. Formó la primera orquesta infantil de Latinoamérica.

Víctimas recordadas en este testimonio:


Publicado: 26 abril 2016

Melodía inclusa escrita por Peña Hen con un fósforo quemado poco antes de su asesinato. Grabada por Katia Chornik en 2018. Manuscrito: archivo Peña Camarda.