4 resultados se encontraron para «Venceremos»


Venceremos

Autor:
Claudio Iturra (letra) y Sergio Ortega (música)
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre de 1973 - abril de 1974
« El párroco del Buen Pastor tocaba el acordeón. Tocaba tan lindo. Como yo tocaba piano, le pedí si me lo prestaba. “Se lo presto” me dijo. Yo empecé calladita a ensayar el “Venceremos”, “La Internacional”, la Canción Nacional y el Himno de los Carabineros. Nos enseñaban a todas el Himno de Carabineros, y yo lo sabía también por mi padre, que era oficial. »
[...]
« Venceremos, venceremos »
[Lee testimonio completo]

Venceremos

Autor:
Claudio Iturra (letra) y Sergio Ortega (música)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Yo estudiaba pedagogía en Química en la Universidad de Chile, en La Serena.  Cuando caí detenida tenía 21 años.  Pienso que me detuvieron por un hecho puntual. A través de Ferrocarriles me mandaban periódicamente ejemplares del diario El Rebelde para que los distribuyera en sectores de la IV región. »
[...]
« Venceremos, venceremos »
[Lee testimonio completo]

Que la tortilla se vuelva

Autor:
Chicho Sánchez Ferlosio. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Claudio Melgarejo
Lugar y fecha:
« Estuve una semana en cautiverio, en noviembre de 1973. No escuchaba tantas canciones, pero las más típicas que cantaban mis compañeros eran “Venceremos” y “Que la tortilla se vuelva” (también conocida como “La canción del tomate”), que retrata el aprovechamiento del patrón hacia los obreros. En ese momento, la juventud latinoamericana estaba empapada de un cambio revolucionario y empatizábamos con la situación del Che Guevara y de Cuba. »
[Lee testimonio completo]

Rompamos la mañana

Autor:
René “Popeye” Cárdenas Eugenin
Testimonio de:
María Soledad Ruiz Ovando
Lugar y fecha:
« La música fue muy importante para nosotras (mi madre Sylvia Ovando, mi hermana Alejandra Ruiz y la suscrita) en la época en que mi papá, Daniel Ruiz Oyarzo, “el Negro Ruiz”, estuvo preso en dictadura, momento en que Alejandra tenía siete años y yo cuatro. »
[...]
« Cuando fueron permitidas las visitas a los lugares de reclusión, nosotras nos subíamos al auto y comenzábamos a cantar “El Pueblo Unido”, “Venceremos”, “El Tomate”, “La Internacional” y tantas otras canciones. Cantábamos hasta llegar al ingreso del lugar donde estaban los presos. El lugar que yo más recuerdo es el Destacamento de Marina Cochrane, ubicado en Río de los Ciervos. »
[Lee testimonio completo]