541 resultados se encontraron para «En qué nos parecemos»


En qué nos parecemos

Autor:
Desconocido. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros, Estadio Nacional, septiembre - noviembre de 1973
« Esta antigua canción española fue popularizada en Chile por el grupo Quilapayún en los años 1960s. Víctor Canto y yo la cantamos a dúo, en el Estadio Nacional de Santiago de Chile convertido en campo de concentración, tortura y exterminio, en el período septiembre - noviembre de 1973. »
[...]
« En qué nos parecemos »
[Lee testimonio completo]

En qué nos parecemos

Autor:
Desconocido. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Scarlett Mathieu
« En Cuatro Álamos, me marcó profundamente el canto de un actual detenido desaparecido que se llamaba Juan Chacón. Él cantaba “En qué nos parecemos”, una canción de amor de la Guerra Civil Española. Me quedó muy grabado esto porque ese compañero desapareció desde Cuatro Álamos. »
[...]
« En qué nos parecemos »
[Lee testimonio completo]

Volver a los diecisiete

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
David Quintana García
Lugar y fecha:
« Estuve 45 días en el centro de tortura de la Intendencia de Rancagua. Antes estuve detenido con mis hermanos en el Cuartel de Investigaciones de Rancagua. »
[...]
« Me acuerdo que otro preso cantaba “En qué nos parecemos”, popularizada por Quilapayún. »
[Lee testimonio completo]

El soldado

Autor:
Rafael Alberti (texto), Ángel Parra (música)
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Lugar y fecha:
« Al llegar la Navidad de 1973 en el Estadio Regional de Concepción, habíamos unos 600 presos hombres y unas 100 compañeras. Las autoridades del campo de concentración nos permitieron celebrar la Navidad en el campo deportivo. Exactamente estuvimos en un rincón, y la fosa del salto con garrocha se utilizó de escenario. Animaron la fiesta dos locutores de radio profesionales que lo hicieron muy bien, combinando mensajes velados con otros más abiertos, una buena dosis de humor y buen gusto. Ellos recitaron también. »
[...]
« Para la ocasión contamos con una guitarra española, muy buena, que facilitara el entonces Padre Camilo Vial, después Obispo, y que jugó un papel muy importante en la defensa de los derechos de los presos políticos en las horribles condiciones en que nos encontráramos. Con esa guitarra numerosos presos y presas políticos interpretaron canciones, sea como solistas, en dúo o en grupos. Uno de los presos cantó “El soldado”, con texto de Rafael Alberti y música de Ángel Parra. »
[Lee testimonio completo]

El cigarrito

Autor:
Víctor Jara
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Lugar y fecha:
« Al llegar la Navidad de 1973 en el Estadio Regional de Concepción, estábamos unos 600 presos hombres y unas 100 compañeras. Las autoridades del campo de concentración nos permitieron celebrar la Navidad en el campo deportivo. Exactamente estuvimos en un rincón, y la fosa del salto con garrocha se utilizó de escenario. »
[...]
« Para la ocasión contamos con una guitarra española, muy buena, que facilitara el entonces Padre Camilo Vial, después Obispo, y que jugó un papel muy importante en la defensa de los derechos de los presos políticos en las horribles condiciones en que nos encontráramos. »
[Lee testimonio completo]

Después de la guerra

Autor:
Sandro
Testimonio de:
Nelly Andrade Alcaino
« Los oficiales a cargo del Campo de Tejas Verdes nos hicieron cantar, para ello nos dieron un día de plazo para elegir la canción y ensayar. »
[...]
« Cuando nos sacaron al patio a cantar lo hicimos con el alma. Al terminar hubo un silencio total en el recinto. Los oficiales se miraron y dieron la orden que nos metieran en la pieza. Los soldados que hacían guardia en las torres bajaron a preguntar de dónde habíamos sacado esa canción. »
[Lee testimonio completo]

Hoy canto por cantar

Autor:
Nydia Caro y Riccardo Cerratto
Testimonio de:
Beatriz Bataszew Contreras
Lugar y fecha:
« Yo nunca he sido una gran escuchadora de música. Sin embargo, antes del golpe escuchaba mucho la Nueva Canción, especialmente Quilapayún y Rolando Alarcón. También me gustaban las cumbias, para huevear. Bailábamos y nos entreteníamos. Por otro lado, y esto tiene más que ver con mi familia, siempre me ha gustado la música clásica, especialmente Tchaikovsky. Me produce cosas importantes. Me conmueve. »
[...]
« Yo conocía esa canción desde antes, seguramente la había escuchado en algún lado, tal vez en una teleserie, no recuerdo bien. Pero en la Venda tenía un significado distinto: los guardias la cantaban, se mofaban, se reían de la situación en que nos encontrábamos. Entonces eso a mí me quedó grabado. Puede que haya vuelto a escuchar esa canción después. »
[Lee testimonio completo]

Volver a los diecisiete

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
Gabriela Durand
« Tenía 18 años. Había sido torturada en la parrilla ya varias veces. Un día estaba junto a otros compañeros detenidos, y como a veces sucedía, los guardias pusieron música. Los tipos ponían radio, ponían música de variedades de la época; para nosotros, jóvenes, era medio cebollera, pero igual nos encantaba, era un alivio. Estábamos siempre en silencio absoluto. »
[...]
« y hasta la dura cadena con que nos ata el destino »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Autor:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre de 1973 - abril de 1974
« Vamos partiendo, decían “los lagartos”, como les decíamos a los Carabineros porque visten todos de verdes. Yo miraba y miraba para que no se me olvidara nada, porque quién sabe cuántos años iba a estar detenida. Emocionada también: una se asusta. Contra el tráfico, dan la vuelta en una rueda. »
[...]
« que nos viene a consolar. »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Autor:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Lugar y fecha:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre 1973 - enero 1974
« Siempre cantábamos esta canción cuando íbamos al Regimiento Arica. Ese era un centro de torturas. A nuestra partida y vuelta, las presas que se quedaban también cantaban la canción. La letra fue un trabajo colectivo, era como el himno de nosotros. Era entretenida y nos gustaba mucho. »
[...]
« que nos viene a consolar. »
[Lee testimonio completo]