179 resultados se encontraron para «Los momentos»


Los momentos

Autor:
Eduardo Gatti
Testimonio de:
Scarlett Mathieu
« “Los momentos” era una canción que cantaban las compañeras que tenían a sus parejas presos al otro lado de Tres Álamos, o estaban prófugos o desaparecidos. Todas la cantábamos, pero era como el himno de ellas. »
[...]
« ahí murieron ya los momentos »
[Lee testimonio completo]

Melodía de Jorge Peña Hen

Autor:
Jorge Peña Hen
Testimonio de:
María Fedora Peña
Lugar y fecha:
Cárcel de la Serena, octubre de 1973
« - Mira María Fedora… traigo un tesoro conmigo….- era la voz de mi hermano Juan Cristián desde el umbral de la casa de nuestra madre esa mañana de enero de 1983; me asomé por la baranda de la escala y alcancé a verlo alzar su mano derecha empuñando algo. Volvía de un viaje relámpago a La Serena, y yo estaba de vacaciones en Chile. Había viajado a mostrar a la familia a mi preciosa María Paz, mi primera hija nacida en Caracas. »
[...]
« El nudo aprieta mi garganta otra vez y siento rodar lagrimones por mis mejillas. Las minúsculas negras, corcheas y blancas suben y bajan por el pentagrama. ¡Una composición póstuma…! ¡Tuvo la nobleza de hacer lo que amaba por sobre todas las cosas en los momentos más amargos de su vida…! »
[Lee testimonio completo]

Canción tácita

Autor:
Todas las mujeres presentes en ese momento en Chacabuco
Testimonio de:
Mónica García Cuadra
Lugar y fecha:
« Soy hija de un ex-preso político, que entre otros lugares estuvo detenido por largo tiempo en Chacabuco. Soy Mónica, soy una niña de escasos 9 años que viajó con el pecho entreabierto y consumido en la pena a visitar a su papá, Gerardo García Salas, al campo de concentración de Chacabuco. Soy hija única y él, mi referente exclusivo en su corta vida e imagen masculina por esencia. »
[...]
« Los compañeros fueron llamados desde la torre de vigilancia, aparecían tras las rejas que dividían nuestras vidas pero jamás nuestra razón de vida y sentir. Ya lágrimas y pesares varios comenzaron a hacerse presentes, también el amor y la solidaridad silenciosa que vibraba y hacía pulsar aquellos momentos de espera, de espera previa al abrazo, de la mirada directa a los ojos, del contacto con el corazón del ser amado, del roce de la piel entre pares. »
[Lee testimonio completo]

Libre

Autor:
Nino Bravo
Testimonio de:
Guillermo Orrego Valdebenito
« Esta canción es interpretada, en las graderías del Estadio, por un obrero de la fábrica Madeco: el Peineta Vásquez, ganador de un Festival de la Canción que se realizaba a nivel popular, en los momentos en que confluíamos desde las diferentes escotillas a tomar el sol, mezclados con mujeres de otros países, antes que estas fueran enviadas al sector de la piscina. »
[Lee testimonio completo]

Oración para que no me olvides

Autor:
letra de Óscar Castro; música de Ariel Arancibia González
Testimonio de:
Rosalía Martínez
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Cuatro Álamos, noviembre - diciembre de 1974
« Cuando Katia Chornik me contactó hace unos pocos años para pedirme que testimoniara sobre mi experiencia musical en prisión pensé que no tenía mucho que decir. Había pasado la mayor parte de mi detención en la DINA, en la casa de José Domingo Cañas, llamada Cuartel Ollagüe, luego en “Incomunicados” en Cuatro Álamos, y solamente un mes en el campo de Tres Álamos. »
[...]
« En lo que se refiere al período de la DINA, el testimonio de Julio Laks, que también estuvo allí en ese tiempo, les relatará algunos de los momentos vividos en la casa de José Domingo Cañas, yo me centraré aquí en Cuatro Álamos, donde cantábamos de manera casi cotidiana ya que tuve la suerte de que me tocara estar en una pieza bien “cantora”. »
[Lee testimonio completo]

Candombe para José

Autor:
Roberto Ternán
Testimonio de:
Sara De Witt
Lugar y fecha:
« Era septiembre de 1976 cuando estábamos en La Barraca en Tres Álamos. No recuerdo cuántas mujeres estábamos detenidas entonces. Creo que éramos cerca de un centenar. »
[...]
« Aun recuerdo esos momentos tan intensos, cuando cantamos muchas canciones.  Mirando hacia el cielo, comenzamos a cantar “Candombe* para José”, que nosotros llamábamos “El Negro José”. Yo entendía esta canción como algo nuevo y diferente entre las que usualmente cantábamos, me parecía entonces más contemporánea y me hacía sentir en contacto con mi gente fuera del campamento. Las estrofas “en un pueblo olvidado no sé por qué”  tenían relación sobre cómo yo me sentía en esos momentos. »
[Lee testimonio completo]

Morning has broken

Autor:
Cat Stevens, basado en un himno tradicional gaélico, y letra de Eleanor Farjeon
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros, Estadio Nacional, septiembre - noviembre de 1973
« A la fecha del golpe de Estado de 1973, esta canción era mundialmente conocida y era tocada en las radios con frecuencia. Dado que las radios a transistores eran de reducido tamaño, muchas personas cayeron presas con estas en sus bolsillos y un número importante no fue requisado por los militares. De esta manera, en el Estadio era posible escucharlas, tanto para enterarnos de las noticias como para oír música. »
[...]
« Yo tenía una sensibilidad particular por este tema y sigo teniéndola. Mientras yo era preso político en el Estadio, tuve la oportunidad de escucharlo en radios prestadas en varias oportunidades y debo señalar que me traía breves momentos de paz y agrado en circunstancias horrorosas, cuando la tortura y el asesinato eran sucesos de ocurrencia diaria. Esta canción y otras constituyeron pequeños oasis de cordura en medio de la locura criminal que nos regía. »
[Lee testimonio completo]

El breve espacio en que no estás

Autor:
Pablo Milanés
Testimonio de:
Vilma Rojas Toledo
Lugar y fecha:
Cárcel de Coronel, 1986 - 1988
« Recuerdo que el gran compañero en mis tiempos de prisionera política fue Pablo Milanés. Sus canciones nos daban vida para seguir respirando y viviendo entre las rejas impuestas por la dictadura militar de Pinochet. Personalmente recuerdo “El breve espacio en que no estás”, porque se generó un debate tan importante con mis compañeras, que cualquiera hubiese imaginado que estábamos resolviendo un tema político vital. »
[...]
« No hubo acuerdo en aquel debate, pero sí lo discutimos con la seriedad que merecía esa gran canción. Fue uno de esos hermosos momentos de humanidad compartidos con mis compañeras en prisión. Sentir que las canciones escuchadas a través de una radio cassette tenían la sabiduría y la rebeldía que personalmente necesitaba para sentir que no me quitaban completamente mi libertad. »
[Lee testimonio completo]

La muralla

Autor:
Nicolás Guillén (letra) y Quilapayún (música)
Testimonio de:
Domingo Lizama
« En la Cárcel había un chico que tocaba la guitarra. Alegraba las tardes en la celda. Todos cantábamos con él. »
[...]
« Me separé de mi mujer un año después de caer preso. Una vez cuando me re junté con ella nos acordamos de las canciones de la Cárcel, especialmente “Tres blancos lirios” y “Arrorró”. Fueron momentos terribles. »
[Lee testimonio completo]

Volver a los diecisiete

Autor:
Violeta Parra
Testimonio de:
Gabriela Durand
« Tenía 18 años. Había sido torturada en la parrilla ya varias veces. Un día estaba junto a otros compañeros detenidos, y como a veces sucedía, los guardias pusieron música. Los tipos ponían radio, ponían música de variedades de la época; para nosotros, jóvenes, era medio cebollera, pero igual nos encantaba, era un alivio. Estábamos siempre en silencio absoluto. »
[...]
« Por momentos bajaban el volumen y lo volvían a subir mientras yo seguía cantando, como haciendo un juego. Y cuando terminé el guardia me aplaudió diciendo “que cantái bien lola”. Yo sabía que no era cierto. Después me mandó a sentarme. “Que cantái mal, lola”, “no, si cantái bien”, molestándome todo el rato. »
[Lee testimonio completo]