16 resultados se encontraron para «Eduardo René Cuevas»


Gigi l’amoroso

Autor:
Jacqueline Misrahi, Lana Sebastian y Paul Sebastian. Popularizada por Dalida.
Testimonio de:
Eduardo René Cuevas
« Canción utilizada mientras era sometido a crueles torturas por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en un centro clandestino de torturas en Los Ángeles. »
[...]
« Eduardo René Cuevas »
[Lee testimonio completo]

Scende La Pioggia

Autor:
The Turtles, con nueva letra de Gianni Morandi
Testimonio de:
Eduardo René Cuevas
Lugar y fecha:
Cárcel de Los Ángeles, septiembre de 1973
« Esta canción era un caballito de batalla para los prisioneros. Era interpretada por Iván Moscoso con acompañamiento de guitarra, con una voz potente y desafiante, y coreada por los más altruistas en presencia de gendarmes que nos custodiaban en un patio que era sólo para los presos políticos. »
[...]
« Eduardo René Cuevas »
[Lee testimonio completo]

Tonada del viejo amor

Autor:
Eduardo Falú y Jaime Dávalos
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre de 1973 - febrero de 1974
« El conjunto Los de Chacabuco, fundado y dirigido por Ángel Parra, montó esta zamba* de Falú y Dávalos, y la interpretó en el show semanal del campo. »
[...]
« Eduardo Falú y Jaime Dávalos »
[Lee testimonio completo]

Barlovento

Autor:
Eduardo Serrano
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, enero – febrero de 1974
« Esta es una de las canciones montadas por el grupo Los de Chacabuco para ser interpretadas en el show semanal autorizado por los militares. »
[...]
« Eduardo Serrano »
[Lee testimonio completo]

El letrado

Autor:
Quelentaro (Gastón y Eduardo Guzmán)
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Lugar y fecha:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre de 1973 - febrero de 1974
« Desde la primera vez que la escuché, me impresionó la interpretación del dúo Quelentaro de esta canción de su autoría, de aquí que siempre tratara de cantarla en su estilo. Nunca la canté sobre un escenario, sino sólo para mí o para pequeños grupos de amigos en guitarreos colectivos. »
[...]
« Quelentaro (Gastón y Eduardo Guzmán) »
[Lee testimonio completo]

Los momentos

Autor:
Eduardo Gatti
Testimonio de:
Scarlett Mathieu
« “Los momentos” era una canción que cantaban las compañeras que tenían a sus parejas presos al otro lado de Tres Álamos, o estaban prófugos o desaparecidos. Todas la cantábamos, pero era como el himno de ellas. »
[...]
« Eduardo Gatti »
[Lee testimonio completo]

Historia de la silla

Autor:
Silvio Rodríguez
Testimonio de:
Eduardo Andrés Arancibia Ortiz
Lugar y fecha:
Cárcel de Santiago, 1980 - 1991
« Este fue uno de los cantos que Silvio Rodríguez nos regaló el día que visitó a los presos políticos en la Cárcel Pública de Santiago en 1990. Tuve la oportunidad de agradecer en nombre de Víctor Zúñiga Arellano, preso político muerto en un intento de fuga el año 1987 en la Penitenciaría de Santiago, porque este autor era una valiosa compañía en la vida clandestina de Víctor. »
[...]
« Eduardo Andrés Arancibia Ortiz »
[Lee testimonio completo]

Balderrama

Autor:
Manuel José Castilla (letra) y Gustavo Leguizamón (música). Popularizada por Mercedes Sosa
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Llegamos al campamento Compingin de la Isla Dawson el 11 de septiembre, en la tarde. Sabíamos que nos habían detenido en la mañana y nada más. Al día siguiente llegó otro lote de presos. A través de ellos nos enteramos que había muerto Salvador Allende. Le hicimos un homenaje alrededor de una fogata. Fue simbólico. »
[...]
« Eduardo Ojeda »
[Lee testimonio completo]

Ve y díselo a la lluvia

Autor:
Clan 91
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Teníamos un compañero que cantaba precioso. Se llamaba Peye y era estudiante de la Universidad Técnica del Estado. Yo no lo conocía pero después nos hicimos grandes amigos en el campamento Compingin de la isla. »
[...]
« Eduardo Ojeda »
[Lee testimonio completo]

Himno Nacional de Chile

Autor:
Eusebio Lillo y Ramón Carnicer
Testimonio de:
Eduardo Ojeda
« Llegamos a Isla Dawson el 11 de septiembre, en la tarde. Sabíamos que nos habían detenido en la mañana y nada más. Llegamos al primer campamento, llamado Compingin. La música nos acompañó todo el tiempo en la isla. De partida las canciones milicas que teníamos que cantar. Si llegaban presos del Pudeto, había que cantar el himno de ese regimiento. También había que aprenderse los himnos de Cochrane y de Telecomunicaciones. Los infantes decían: “acá está el himno, en la tarde tienen que sabérselo de memoria”. »
[...]
« Eduardo Ojeda »
[Lee testimonio completo]