40 resultados se encontraron para «Melody by Jorge Peña Hen»


Melodía de Jorge Peña Hen

Canción de:
Jorge Peña Hen
Testimonio de:
María Fedora Peña
Experiencia en:
Cárcel de la Serena, octubre de 1973
« - Mira María Fedora… traigo un tesoro conmigo….- era la voz de mi hermano Juan Cristián desde el umbral de la casa de nuestra madre esa mañana de enero de 1983; me asomé por la baranda de la escala y alcancé a verlo alzar su mano derecha empuñando algo. Volvía de un viaje relámpago a La Serena, y yo estaba de vacaciones en Chile. Había viajado a mostrar a la familia a mi preciosa María Paz, mi primera hija nacida en Caracas. »
[...]
« Jorge Peña Hen »
[Lee testimonio completo]

Melodía de Jorge Peña Hen

Canción de:
Jorge Peña Hen
Testimonio de:
Eliseo González
Experiencia en:
Cárcel de la Serena, octubre de 1973
« Jorge Peña Hen estaba incomunicado ese día. No sé cómo pero le llegaron unos fósforos. Él hacía tinta quemando los fósforos con saliva y escribió música en una hojita de papel. »
[...]
« Jorge Peña Hen »
[Lee testimonio completo]

Himno guerrillero

Canción de:
Desconocido. Melodía rusa. Durante la época de la Revolución Rusa, surgieron varias letras con distintos contenidos ideológicos. Esta versión se basa en "Makhnovtchina", atribuida a Nestor Makhno, revolucionario anarquista ucraniano.
Testimonio de:
Julio Laks Feller
Experiencia en:
« A fines de septiembre de 1974, en el centro de torturas de José Domingo Cañas, se elevó despacito pero con una potencia sobrecogedora el himno de los partisanos soviéticos. Estaban torturando nuevamente a nuestro camarada y entrañable amigo Sergio Pérez Molina, dirigente del MIR, caído hacía unos días en las manos de la DINA. Lo habíamos visto ya desfigurado por los golpes y le aplicaban electricidad incluso en una herida de bala recibida en el momento de su arresto. Moren Brito se había vanagloriado de haberle pasado una camioneta sobre su cuerpo. »
[...]
« Andrónicos, Jorge »
[Lee testimonio completo]

Y con brotes de mi siembra

Canción de:
Andrés Rivanera (letra) y Eugenio Moglia (música). Popularizada por Los Moros y Jorge Yañez.
Testimonio de:
Guillermo Orrego Valdebenito
« En Chacabuco existían dos teatros: uno muy hermoso que tenía relación con la antigua oficina salitrera, donde se dice (equivocadamente) que actuó Caruso, y otro que estaba al interior del campo. En este último teatro, los domingos en la noche, aproximadamente a las 20 horas, se celebraba un show, con la única participación de los prisioneros políticos y la presencia de la guardia de seguridad del campo, por expresa invitación del Consejo de Ancianos, entidad representativa de los compañeros cautivos. »
[...]
« Andrés Rivanera (letra) y Eugenio Moglia (música). Popularizada por Los Moros y Jorge Yañez. »
[Lee testimonio completo]

Volver, volver, volver

Canción de:
Vicente Fernández
Testimonio de:
Jorge Montealegre Iturra
« En las presentaciones artísticas chacabucanas, Hugo Peñaloza cantaba tangos, entre ellos “Volver”, de Gardel y Le Pera. Arrancaba risas autoirónicas cuando entonaba “que veinte años no es nada”, en una situación de  incertidumbre en la que nadie sabía cuánto tiempo iba a estar preso. Lo cantó también durante la despedida de un grupo de compañeros que salían en libertad. »
[...]
« Jorge Montealegre Iturra »
[Lee testimonio completo]

Tamo daleko

Canción de:
Djordje Marinkovic. Adaptación chilena de canción tradicional serbia, compuesta originalmente en 1916.
Testimonio de:
Jorge Grez Leuquén
« Como documentalista durante algunos años registré la historia de algunos detenidos en dictadura. Fue así como en algunas de estas sesiones se revivió la canción Tamo daleko que tantas veces cantaron en Isla Dawson. Un humilde aporte desde el sur del sur. »
[...]
« Jorge Grez Leuquén »
[Lee testimonio completo]

La madre del cordero

Canción de:
Tito Fernández
Testimonio de:
Servando Becerra Poblete
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, 9 de noviembre  de 1973 - 10 de noviembre de 1974
« Este poema lo recitaba en el Estadio Nacional. Seguí haciéndolo en Chacabuco, por esta razón los compañeros me apodaban Venancio. »
[...]
« A mí me dentró una pena »
[Lee testimonio completo]

El rey Ñaca Ñaca

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« “Ñaca-ñaca” era una interjección que usabámos en el Campo de Melinka toda vez que queríamos ilustrar y ridiculizar un pensamiento negro que se nos pasaba por la mente. Quizás por eso nos pareció ser el nombre ideal para bautizar al muñeco de papel maché que hacía el rol de rey malo en las historias de títeres que presentábamos a los niños que venían a visitar a los padres cautivos, con el propósito de distraerlos un poco.  Pero no solo allí tenía Ñaca-Ñaca un rol importante. El muñeco de papel fue tomado prestado para desempeñar el rol de “actor principal” en uno de los actos culturales que solíamos realizar los presos cada viernes.  Actos a los cuales, valga decirlo, sólo asistían cautivos y guardias armados. Era un “Show de los Presos”  lleno de fantasía. »
[...]
« sin pena ni gloria y sin nadie a su lado. »
[Lee testimonio completo]

Qué dirá el Santo Padre

Canción de:
Violeta Parra
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Cantábamos canciones que estaban de moda en esa época. Cantábamos “Qué dirá el Santo Padre”, la parte que dice “Qué dirá el Santo Padre que vive en Roma… que le están degollando a su paloma…” a cada rato, por ejemplo cuando llevaban a alguien al Regimiento Arica, que era un centro de torturas. También cantábamos “La Golondrina”, que era muy simbólica, porque aún estando detenidas podíamos “volar”, nuestros pensamientos iban más allá de la cárcel… »
[...]
« cuando nos llueven penas como granizo »
[Lee testimonio completo]

Eran tres alpinos

Canción de:
Desconocido. Canción infantil, tradicional española
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Adaptamos esta canción e hicimos una obra de teatro con ella. Cada una de nosotras era un personaje.  En esto ocupamos bastante tiempo. Presentamos la obra entre nosotras, en los dos hogares de la cárcel: el Regina Coellys y el Alborada.  El Alborada era parte del Buen Pastor pero no del recinto carcelario.  En el Alborada había también presas políticas. »
[...]
« Y la princesa también murió de pena »
[Lee testimonio completo]