Testimonios

Los testimonios están ordenados por fecha de publicación, mostrando primero los más nuevos.
Cliquea para ordenar por testigo, para ordenar alfabéticamente por el título de la obra musical o para ordenar por fecha de publicación.


Dicen que la patria es (Canción de soldados)

Canción de:
Chicho Sánchez Ferlosio
Testimonio de:
Sergio Reyes Soto
Experiencia en:
« Este canto, como muchos, no fueron cautivos en absoluto. La canciones revolucionarias que se interpretaban tras rejas nos daban un sentido de libertad. "Dicen que la patria es" (o "Canción de soldados") la introdujo a Chile Rolando Alarcón, luego Quilapayún. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 07 septiembre 2015


La salamanca

Canción de:
Arturo Dávalos
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
« La salamanca es una salamandra que habita en cuevas en el norte argentino. Por extensión, también es la cueva. En esta canción, el autor hace de la salamanca el lugar donde ocurre un aquelarre. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 01 septiembre 2015


Volver a los diecisiete

Canción de:
Violeta Parra
Testimonio de:
Gabriela Durand
« Tenía 18 años. Había sido torturada en la parrilla ya varias veces. Un día estaba junto a otros compañeros detenidos, y como a veces sucedía, los guardias pusieron música. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 01 septiembre 2015


Échame a mí la culpa

Canción de:
José Ángel Espinoza, alias Ferrusquillo
Testimonio de:
Marcia Scantlebury
Experiencia en:
« Siempre me conmovieron las canciones mexicanas. Y una de ellas en especial. Por eso, mientras compartía una celda con Miriam, una chica joven de las Juventudes Comunistas que la DINA había detenido panfleteando en la calle, matábamos las horas en forma organizada para no dejarnos llevar por la depresión y la angustia de un destino que no conocíamos. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 28 agosto 2015


Tamo daleko

Canción de:
Djordje Marinkovic. Adaptación chilena de canción tradicional serbia, compuesta originalmente en 1916.
Testimonio de:
Jorge Grez Leuquén
« Como documentalista durante algunos años, registré la historia de algunos detenidos en dictadura. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 12 agosto 2015


Rompamos la mañana

Canción de:
René “Popeye” Cárdenas Eugenin
Testimonio de:
María Soledad Ruiz Ovando
Experiencia en:
« La música fue muy importante para nosotras (mi madre Sylvia, mi hermana Alejandra y la suscrita) en la época en que mi papá, Daniel Ruiz Oyarzo, “el Negro Ruiz”, estuvo preso en dictadura, momento en que Alejandra tenía siete años y yo cuatro. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 30 julio 2015


Que la tortilla se vuelva

Canción de:
Chicho Sánchez Ferlosio. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Claudio Melgarejo
Experiencia en:
« Estuve una semana en cautiverio, en noviembre de 1973. No escuchaba tantas canciones, pero las más típicas que cantaban mis compañeros eran “Venceremos” y “Que la tortilla se vuelva” (también conocida como “La canción del tomate”), que retrata el aprovechamiento del patrón hacia los obreros. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 13 julio 2015


Libre

Canción de:
Nino Bravo
Testimonio de:
Marianella Ubilla
Experiencia en:
« Me tomaron presa el 23 de noviembre de 1973, en la Universidad de Concepción. En el Estadio Regional de Concepción, cantábamos el “Himno Nacional” en la mañana, todos los días. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 13 julio 2015


Coplas de El Yopo

Canción de:
Desconocido. Canción tradicional venezolana. Popularizada en Chile por Isabel y Ángel Parra
Testimonio de:
Carlos Muñoz
Experiencia en:
« Esta canción era interpretada con mucha pasión por un compañero de apellido Saavedra (si recuerdo bien). En típica tradición de la cultura popular, esto le valió el sobrenombre de ‘El Yopo’ (también ‘Chopo’). »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 09 julio 2015


El barco de papel

Canción de:
Julio Numhauser, popularizada por el grupo Amerindios
Testimonio de:
Carlos Muñoz
Experiencia en:
« Una de las canciones más importantes en los campos de detención. Imposible contar cuántas veces la cantamos. Cada vez que alguien salía en libertad desde uno de los campos de detención o había suficiente información de que sería enviado al exilio, un coro gigante cantaba esta canción en un poderoso unísono. »
[Lee testimonio completo]

Publicado: 09 julio 2015