Cantata Santa María de Iquique

Canción de:
Luis Advis
Testimonio de:
Alfonso Padilla
« Entre marzo de 1974 y fines de julio de 1975, tuve ocasión de realizar el arreglo de unas doscientas canciones y dirigir el montaje de la Cantata Santa María de Iquique. En verdad, la cárcel fue mi conservatorio. Allí aprendí lo básico del métier de músico. »
[Lee testimonio completo]

El breve espacio en que no estás

Canción de:
Pablo Milanés
Testimonio de:
Vilma Rojas Toledo
Experiencia en:
Cárcel de Coronel, 1986 - 1988
« Recuerdo que el gran compañero en mis tiempos de prisionera política fue Pablo Milanés. Sus canciones nos daban vida para seguir respirando y viviendo entre las rejas impuestas por la dictadura militar de Pinochet. Personalmente recuerdo “El breve espacio en que no estás”, porque se generó un debate tan importante con mis compañeras, que cualquiera hubiese imaginado que estábamos resolviendo un tema político vital. »
[Lee testimonio completo]

El cigarrito

Canción de:
Víctor Jara
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« Al llegar la Navidad de 1973 en el Estadio Regional de Concepción, estábamos unos 600 presos hombres y unas 100 compañeras. Las autoridades del campo de concentración nos permitieron celebrar la Navidad en el campo deportivo. Exactamente estuvimos en un rincón, y la fosa del salto con garrocha se utilizó de escenario. »
[Lee testimonio completo]

El soldado

Canción de:
Rafael Alberti (texto), Ángel Parra (música)
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« Al llegar la Navidad de 1973 en el Estadio Regional de Concepción, habíamos unos 600 presos hombres y unas 100 compañeras. Las autoridades del campo de concentración nos permitieron celebrar la Navidad en el campo deportivo. Exactamente estuvimos en un rincón, y la fosa del salto con garrocha se utilizó de escenario. »
[Lee testimonio completo]

Gigi l’amoroso

Canción de:
Jacqueline Misrahi, Lana Sebastian y Paul Sebastian. Popularizada por Dalida.
Testimonio de:
Eduardo René Cuevas
« Canción utilizada mientras era sometido a crueles torturas por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) en un centro clandestino de torturas en Los Ángeles. »
[Lee testimonio completo]

Libre

Canción de:
Nino Bravo
Testimonio de:
Marianella Ubilla
Experiencia en:
« Me tomaron presa el 23 de noviembre de 1973, en la Universidad de Concepción. En el Estadio Regional de Concepción cantábamos el “Himno Nacional” en la mañana, todos los días. Siempre colocaban marchas, música castrense. Creo que hacían eso para demostrar que ellos eran los dueños. »
[Lee testimonio completo]

No soy de aquí (A mi compañera)

Canción de:
Facundo Cabral, con letra modificado por un preso político
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« El coro cantó una pieza “A mi compañera”, con la música de “No soy de aquí, ni soy de allá”, de Facundo Cabral. No recuerdo quién escribió el texto. Pero así es como la anoté en uno de los diez cuadernos en los que recopilé canciones durante mi detención. »
[Lee testimonio completo]

Que la tortilla se vuelva

Canción de:
Chicho Sánchez Ferlosio. Popularizada por Quilapayún
Testimonio de:
Claudio Melgarejo
Experiencia en:
« Estuve una semana en cautiverio, en noviembre de 1973. No escuchaba tantas canciones, pero las más típicas que cantaban mis compañeros eran “Venceremos” y “Que la tortilla se vuelva” (también conocida como “La canción del tomate”), que retrata el aprovechamiento del patrón hacia los obreros. »
[Lee testimonio completo]

Scende La Pioggia

Canción de:
The Turtles, con nueva letra de Gianni Morandi
Testimonio de:
Eduardo René Cuevas
Experiencia en:
Cárcel de Los Ángeles, septiembre de 1973
« Esta canción era un caballito de batalla para los prisioneros. Era interpretada por Iván Moscoso con acompañamiento de guitarra, con una voz potente y desafiante, y coreada por los más altruistas en presencia de gendarmes que nos custodiaban en un patio que era sólo para los presos políticos. »
[Lee testimonio completo]

We Shall Overcome

Canción de:
Atribuida a Charles Albert Tindley
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« Cuando se cerró el campo de concentración que funcionó casi cinco meses en el Estadio Regional de Concepción, a comienzos de febrero de 1974, varios cientos de presos políticos fuimos trasladados a la Cárcel de Concepción, una de cuyas alas se transformó en campo de concentración. »
[Lee testimonio completo]