173 resultados se encontraron para «Cómo hacer para darte una idea»


Cómo hacer para darte una idea

Canción de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« Esta es una de las dos canciones que escribí desde la prisión a mi amada Graciela Navarro. Es un intento de aproximarme a ella contándole detalles de lo que era mi mundo cotidiano y de lo que yo sentía viviendo la vida del cautivo. »
[...]
« Cómo hacer para darte una idea »
[Lee testimonio completo]

La rejita

Canción de:
letra: creación colectiva; música: “Jálame la pitita” de Luis Abanto Morales (polka peruana)
Testimonio de:
Lucía Chirinos
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, octubre de 1973 - abril de 1974
« Vamos partiendo, decían “los lagartos”, como les decíamos a los Carabineros porque visten todos de verdes. Yo miraba y miraba para que no se me olvidara nada, porque quién sabe cuántos años iba a estar detenida. Emocionada también: una se asusta. Contra el tráfico, dan la vuelta en una rueda. »
[Lee testimonio completo]

Se escucha muy lejos

Canción de:
Creación colectiva
Testimonio de:
Ignacio Puelma
Experiencia en:
« El ruido del mar lo traía el viento y traspasaba las cabañas del Campo de Prisioneros de Ritoque. Era la música cotidiana que el océano nos regalaba. Atrás habían quedado los centros de tortura, los tormentos más crueles parecían lejanos, esa percepción ayudaba a reconstruirnos. Ritoque, Puchuncaví, Tres Álamos y otros centros masivos de prisioneros eran lugares bullentes de actividad. Pese a las carencias y el hecho mismo de estar en prisión, por todos lados brotaba movimiento: cursos, artesanías, deporte, debates, ajedrez, teatro, literatura, cantos… en fin, palpitaba la vida después de las peores pesadillas vividas. Volver a ellas siempre era una posibilidad, tal es así que varios de los nuestros volvieron a centros de tortura de la DINA. »
[...]
« Cuando llegó el día, ya frente al público, esta música sonó innovadora. Cuando finalizamos nuestro turno de presentación, el aplauso masivo y el Jurado decidieron que “Se escucha muy lejos” fuera la ganadora del Género Internacional. No recuerdo bien, ¿Luis Corvalán?, pero uno de los malandras, como llamábamos a los “Jerarcas de la UP” que estaban separados de nosotros en el campo de concentración, pero que se les permitía participar de las actividades culturales, fue quien nos entregó el galardón, una medalla hecha a partir de una moneda y que exhibía la Gaviota, la de Ritoque. »
[Lee testimonio completo]

La muralla

Canción de:
Nicolás Guillén (letra) y Quilapayún (música)
Testimonio de:
Domingo Lizama
Experiencia en:
« En la Cárcel había un chico que tocaba la guitarra. Alegraba las tardes en la celda. Todos cantábamos con él. »
[...]
« Cuando escucho “La muralla” me recuerdo de un viejo español que estaba preso con nosotros. Tenía 70 y tantos años. Como no había duchas, se bañaba con agua fría en el lavamanos, y decía “quiero morirme en la Cárcel para que les caiga el estigma de mi muerte a estos perros”. Eso fue el inicio para una campaña que los presos hicimos para que colocasen una regadera de agua. »
[Lee testimonio completo]

Oración para que no me olvides

Canción de:
letra de Óscar Castro; música de Ariel Arancibia González
Testimonio de:
Rosalía Martínez
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Cuatro Álamos, noviembre - diciembre de 1974
« Cuando Katia Chornik me contactó hace unos pocos años para pedirme que testimoniara sobre mi experiencia musical en prisión pensé que no tenía mucho que decir. Había pasado la mayor parte de mi detención en la DINA, en la casa de José Domingo Cañas, llamada Cuartel Ollagüe, luego en “Incomunicados” en Cuatro Álamos, y solamente un mes en el campo de Tres Álamos. »
[...]
« Como es sabido, una gran parte de las actividades musicales se dieron más bien en las cárceles, en los campos y en los lugares en que los prisioneros eran reconocidos públicamente como tales. Efectivamente, en el mes que me tocó estar en Tres Álamos, en diciembre del año 1974, la actividad musical era muy intensa y encarnaba para nosotros una manera de estar juntas, entre las compañeras, de compartir la esperanza, las emociones y de crear un cuerpo colectivo que fuera más allá de cada una de nosotras. »
[Lee testimonio completo]

Barlovento

Canción de:
Eduardo Serrano
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, enero – febrero de 1974
« Esta es una de las canciones montadas por el grupo Los de Chacabuco para ser interpretadas en el show semanal autorizado por los militares. »
[...]
« Este show se realizaba en un recinto amplio (podían asistir más de mil personas) habilitado por los mismos prisioneros. Se construyó un escenario a suficiente altura como para permitir una buena visibilidad de los artistas. »
[Lee testimonio completo]

El cautivo de Til Til

Canción de:
Patricio Manns
Testimonio de:
Renato Alvarado
« Llegué a Tres Álamos la víspera de la partida de un grupo numeroso hacia México, entre los cuales se contaba el doctor Ipinza, de modo que él me dejó en herencia el cargo de médico, los remedios aportados por la Cruz Roja y su lugar en el Consejo de Ancianos. Este último título, a los 28 años, me pareció curioso, pero también entendible, por la consideración social que habitualmente tienen los sanadores en todas las tribus; esto fue el origen de este cuento, y también de la mentada huelga médica, pero eso es otra historia. »
[...]
« Por ser yo el de mayor “rango” involucrado en el suceso, me gané varios días de estadía en el espacio que quedaba bajo la escala de acceso al sótano, con derecho a palizas cotidianas y a un posterior envío a Villa Grimaldi para que siguieran disciplinándome. Como ya no era la primera vez que esto ocurría, ya sabía a qué atenerme, de modo que nuevamente aproveché la ocasión para indisponer todo cuanto pude a los pacos con los dinos, y estos últimos, al percatarse de que no me enviaban para obtener información alguna sino sólo para castigarme, lo hicieron, pero sin demasiado entusiasmo, y así fue como sobreviví a mi estadía en “la Torre”. »
[Lee testimonio completo]

Venceremos

Canción de:
Claudio Iturra (letra) y Sergio Ortega (música)
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Yo estudiaba pedagogía en Química en la Universidad de Chile, en La Serena.  Cuando caí detenida tenía 21 años.  Pienso que me detuvieron por un hecho puntual. A través de Ferrocarriles me mandaban periódicamente ejemplares del diario El Rebelde para que los distribuyera en sectores de la IV región. »
[...]
« La Cárcel del Buen Pastor no fue un recinto de tortura como lo fueron Villa Grimaldi y la Venda Sexy u otro centro de detención, en todo caso para mí el solo hecho de estar detenida ya era una tortura. Las presas de la Cárcel intentábamos que fuera lo más ameno posible y acogedor. Había un ambiente de contención, tratábamos en lo posible de que todas nos sintiéramos bien.  No comentábamos lo que nos ocurría cada vez que nos subían al Regimiento Arica, porque ese sí era un centro de torturas. »
[Lee testimonio completo]

Palabras para Julia

Canción de:
José Agustín Goytisolo (letra) y Paco Ibáñez (música)
Testimonio de:
Amelia Negrón
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, 1975 y 1976, hasta el cierre de Tres Álamos el 28 de noviembre de 1976
« Éramos muchas. A pesar de las circunstancias habíamos logrado inventar nuestro propio mundo, con nuestras reglas, de acuerdo a lo que pensábamos y queríamos para nosotras, nuestras familias y el pueblo de Chile entero. Ambiciosas, podría pensarse, y sí, lo éramos. La mayoría lo seguimos siendo y seguramente así seremos hasta el final. »
[...]
« Fue así como creamos, tras una y otra idea, una experiencia con otra y, muchas, muchas ganas, la forma de sustentarnos sin depender de nadie. La mayoría tampoco teníamos de quién y la situación afuera era variable, de bien a más o menos, de más o menos a mal, de mal en peor y también de súper bien a mal. A la inversa, en esos años tristes, era muy difícil, salvo que estuvieras en el otro bando. Y así nació y creció el taller en el que todas trabajábamos, al que le pusimos con gran imaginación “Taller Laboral”. »
[Lee testimonio completo]

Qué dirá el Santo Padre

Canción de:
Violeta Parra
Testimonio de:
María Cecilia Marchant Rubilar
Experiencia en:
Cárcel de Mujeres Buen Pastor, La Serena, septiembre de 1973 - enero de 1974
« Cantábamos canciones que estaban de moda en esa época. Cantábamos “Qué dirá el Santo Padre”, la parte que dice “Qué dirá el Santo Padre que vive en Roma… que le están degollando a su paloma…” a cada rato, por ejemplo cuando llevaban a alguien al Regimiento Arica, que era un centro de torturas. También cantábamos “La Golondrina”, que era muy simbólica, porque aún estando detenidas podíamos “volar”, nuestros pensamientos iban más allá de la cárcel… »
[...]
« Miren cómo nos hablan del paraíso »
[Lee testimonio completo]