894 resultados se encontraron para «Zamba de mi esperanza»


Zamba de mi esperanza

Pieza musical de:
Luis H. Profili
Testimonio de:
Edgardo Carabantes Olivares
« Horacio Carabantes Olivares, mi hermano, se encontraba detenido en enero de 1975 en el Regimiento Maipo de Valparaíso, junto a un grupo grande de prisioneras y prisioneros, todas y todos capturados por la DINA. »
[...]
« Zamba de mi esperanza »
[Lee testimonio completo]

Hoy fue día de visitas

Pieza musical de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« El día de visitas era un día excepcional que rompía con la rutina monótona de todos los demás días de la semana. »
[...]
« un trajín interminable de esperanzas y fantasías. »
[Lee testimonio completo]

El barco de papel

Pieza musical de:
Julio Numhauser, popularizada por el grupo Amerindios
Testimonio de:
Carlos Muñoz
Experiencia en:
« Una de las canciones más importantes en los campos de detención. Imposible contar cuántas veces la cantamos. Cada vez que alguien salía en libertad desde uno de los campos de detención o había suficiente información de que sería enviado al exilio, un coro gigante cantaba esta canción en un poderoso unísono. Nadie lo podría olvidar. Especialmente relevante en Tres Álamos ya que era el campo "de salida". »
[...]
« por el mar de la esperanza »
[Lee testimonio completo]

El barco de papel

Pieza musical de:
Julio Numhauser, popularizada por el grupo Amerindios
Testimonio de:
José Selín Carrasco Vargas
« Mientras estábamos presos en Melinka, cada vez que uno de nosotros salía en libertad se le cantaba esta canción. Recuerdo a un compañero apodado Bigote Molina cantándola cuando partíamos a Tres Álamos, donde nos liberarían unos días después. »
[...]
« por el mar de la esperanza »
[Lee testimonio completo]

No soy de aquí (A mi compañera)

Pieza musical de:
Facundo Cabral, con letra modificado por un preso político
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« El coro cantó una pieza “A mi compañera”, con la música de “No soy de aquí, ni soy de allá” de Facundo Cabral. »
[...]
« Me gusta oír esa canción de esperanza »
[Lee testimonio completo]

Futuro

Pieza musical de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« El sueño del preso político era recobrar la libertad. Todos nos alegrábamos cuando uno de nosotros salía de la cárcel, aunque ver partir a un camarada no fuese nada de fácil. Menos aún para los que sospechaban que jamás llegarían a gozar de ese privilegio. »
[...]
« de la esperanza y la luz »
[Lee testimonio completo]

El rey negro

Pieza musical de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
« Una fría noche de invierno de 1975, el pequeño policlínico de Melinka, en el Campo de Detenidos de Puchuncaví, se convirtió en el escenario de una historia conmovedora. »
[...]
« Al amanecer, la noticia no tardó en darse a conocer y muchos de nosotros la interpretamos como un mensaje de esperanza. »
[Lee testimonio completo]

Puedo confiar en el Señor

Pieza musical de:
Desconocido
Testimonio de:
Sigifredo Ramos Vásquez
Experiencia en:
Cárcel de Temuco, septiembre - diciembre de 1973
« Mi experiencia durante nuestro cautiverio, se reduce a la siguiente percepción personal. »
[...]
« Se interpretaba con tanto fervor que se constituyó en un verdadero mensaje de fe y esperanza en la ansiada libertad y justicia. »
[Lee testimonio completo]

Libre

Pieza musical de:
Nino Bravo
Testimonio de:
anónimo
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Estadio Nacional, septiembre - noviembre de 1973
« Mientras esperábamos en las graderías para ser interrogado por primera, segunda o más veces, entonábamos "Libre " a aquellos que se formaban para ser liberados. "Libre" era una catarsis, mezcla de alegría por los que se iban y esperanza para los que nos quedábamos. Desgraciadamente, la dictadura y sus esbirros civiles o militares la usaron para su propia propaganda. »
[Lee testimonio completo]

Valparaíso

Pieza musical de:
Sergio Vesely
Testimonio de:
Sergio Vesely
Experiencia en:
« Esta canción fue escrita y cantada en la celda número 198 del ex-penal de Valparaíso, vale decir, en el último piso del edificio central, que era más alto que la muralla que lo rodeaba. »
[...]
« Él guió mi vista hasta el lejano Miraflores Alto, ubicado en la vecina ciudad de Viña del Mar, desde donde venía a visitarme Graciela con su cálida frescura, ayudándome a sobrellevar con alegría y esperanza esa época de privaciones. »
[Lee testimonio completo]