83 resultados se encontraron para «Víctor Canto Fuenzalida»


No soy de aquí (A mi compañera)

Canción de:
Facundo Cabral, con letra modificado por un preso político
Testimonio de:
Alfonso Padilla Silva
Experiencia en:
« El coro cantó una pieza “A mi compañera”, con la música de “No soy de aquí, ni soy de allá”, de Facundo Cabral. No recuerdo quién escribió el texto. Pero así es como la anoté en uno de los diez cuadernos en los que recopilé canciones durante mi detención. »
[Lee testimonio completo]

Zamba para no morir

Canción de:
Hamlet Lima Quintana
Testimonio de:
Ana María Jiménez
Experiencia en:
Villa Grimaldi, Abril 1975
« Quiero hacer un recuerdo de una noche en Villa Grimaldi. »
[...]
« -Canta, Chica. En la torre está agonizando el yugoslavo, no creemos que pase de hoy. Tu canto lo va a ayudar. »
[Lee testimonio completo]

Himno guerrillero

Canción de:
Desconocido. Melodía rusa. Durante la época de la Revolución Rusa, surgieron varias letras con distintos contenidos ideológicos. Esta versión se basa en "Makhnovtchina", atribuida a Nestor Makhno, revolucionario anarquista ucraniano.
Testimonio de:
Julio Laks Feller
Experiencia en:
« A fines de septiembre de 1974, en el centro de torturas de José Domingo Cañas, se elevó despacito pero con una potencia sobrecogedora el himno de los partisanos soviéticos. Estaban torturando nuevamente a nuestro camarada y entrañable amigo Sergio Pérez Molina, dirigente del MIR, caído hacía unos días en las manos de la DINA. Lo habíamos visto ya desfigurado por los golpes y le aplicaban electricidad incluso en una herida de bala recibida en el momento de su arresto. Moren Brito se había vanagloriado de haberle pasado una camioneta sobre su cuerpo. »
[...]
« Éramos tal vez una docena, y tomados de las manos, con los ojos vendados, seguimos todos el canto, susurrando. El joven guardia que nos vigilaba parecía paralizado por la fuerza colectiva que se desprendía de nuestras voces, que ni siquiera intentó acallar. »
[Lee testimonio completo]

Puedo confiar en el Señor

Canción de:
Desconocido
Testimonio de:
Sigifredo Ramos Vásquez
Experiencia en:
Cárcel de Temuco, septiembre - diciembre de 1973
« Mi experiencia durante nuestro cautiverio, se reduce a la siguiente percepción personal. Como estaban prohibidas las canciones de protesta, nos vimos obligados a interpretar cantos religiosos. Uno de ellos pegó de tal manera en los reclusos, que se transformó en un verdadero canto de batalla. Se interpretaba con tanto fervor que se constituyó en un verdadero mensaje de fe y esperanza en la ansiada libertad y justicia. »
[Lee testimonio completo]

Candombe para José

Canción de:
Roberto Ternán
Testimonio de:
Sara De Witt
Experiencia en:
« Era septiembre de 1976 cuando estábamos en La Barraca en Tres Álamos. No recuerdo cuántas mujeres estábamos detenidas entonces. Creo que éramos cerca de un centenar. »
[...]
« Yo entré a una de las piezas a recoger cosas del suelo y ordenar. Me encontré un cuaderno de canciones que tenía el nombre de su dueña en la cubierta, Guacolda, quien había sido tan organizada para recoger las letras de nuestros cantos. Aún lo conservo conmigo en mi casa en Londres y, aunque hoy sus hojas son de un color amarillo, aun se pueden leer las letras de nuestras canciones. Esa noche, vestidas con nuestros buzos azules, después de comer algo, comenzamos a cantar nuevamente. »
[Lee testimonio completo]

Himno futurista

Canción de:
Desconocido
Testimonio de:
Patricio Polanco
Experiencia en:
« Pisagua en el '73 y el '74 se caracterizó por su dureza y crueldad en el trato a los prisioneros políticos. Resguardados por contingentes del Ejército, el canto fue una obligación y también un mecanismo para evitar golpes y maltratos colectivos. »
[Lee testimonio completo]

Quena cautiva

Canción de:
Claudio Enrique Durán Pardo (alias Quique Cruz)
Testimonio de:
Claudio Enrique Durán Pardo
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros, Tres Álamos, septiembre - diciembre de 1975
« A los nueve años descendió en mis manos una quena, resplandeciente frágil y cantora. Mi pasión por ella fue instantánea, más bien, fue la quena la que me eligió para que yo la entonara.  Cinco años más tarde, a mis 14 años ya me había convertido en el quenista de un cuarteto en la zona de San Antonio. »
[Lee testimonio completo]

Volver, volver, volver

Canción de:
Vicente Fernández
Testimonio de:
Jorge Montealegre Iturra
« En las presentaciones artísticas chacabucanas, Hugo Peñaloza cantaba tangos, entre ellos “Volver”, de Gardel y Le Pera. Arrancaba risas autoirónicas cuando entonaba “que veinte años no es nada”, en una situación de  incertidumbre en la que nadie sabía cuánto tiempo iba a estar preso. Lo cantó también durante la despedida de un grupo de compañeros que salían en libertad. »
[Lee testimonio completo]

Casida de las palomas oscuras

Canción de:
Federico García Lorca (letra), Paco Ibáñez (música)
Testimonio de:
Luis Alfredo Muñoz González
Experiencia en:
« Los científicos dicen que el lugar de la memoria y el procesamiento de la música del cerebro se ubica en la parte ancestral y profunda de éste, donde es celosamente guardada. Quizás es por eso que cuando ya nos han destruido el cuerpo hasta las entrañas, cuando ya nada nos queda más que los ojos turbios de la muerte, la música y la canción aparecen. Se apresura hacia las cuerdas vocales, la lengua y los labios. »
[...]
« "Bravo", una voz de hombre carraspeó. "Muy bello". "Soy un sacerdote (¿belga? ¿holandés? No recuerdo). "¿Crees que a mí me matarán?" La voz extranjera me pregunta. “No...”. Nunca vi o supe de la argentina o del sacerdote europeo. Sí supe que ella sobrevivió. Aún siento la satisfacción de haberles abrazado con mi canto y mi voz. »
[Lee testimonio completo]

Canción de amor

Canción de:
Ángel Parra
Testimonio de:
Luis Cifuentes Seves
Experiencia en:
Campamento de Prisioneros Chacabuco, noviembre – diciembre de 1973
« Ángel Parra creó y dirigió el grupo "Los de Chacabuco" hasta que fue puesto en libertad. Ángel sólo dirigía, es decir, no cantaba ni tocaba instrumentos en el conjunto. La excepción fue su concierto de despedida, cuando cantó por única vez en Chacabuco. Una de las canciones que interpretó fue esta, dedicada a su esposa. Al salir Ángel en libertad, Ernesto Parra tomó la dirección del grupo. »
[Lee testimonio completo]